Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Desnudado y deslucido

MI PUNTO DE VISTA

Amigos, al "Canelo" Álvarez se le indigestan los rivales que dominan estupendamente el arte de la defensa. Erislandy Lara lo desnudó el sábado a tal grado de exhibirlo como un boxeador inofensivo y carente de recursos técnicos para descifrar estilos tan complicados como el del cubano.

Primero fue Floyd Mayweather y ahora un campeón olímpico. Con el primero todo mundo estábamos seguros –menos Saúl y su equipo- que nunca le ganaría, por muy bien preparado que iba. La historia ya la conocemos; le pasó una repasada, que pensábamos le habría servido de lección, por aquello de que en su futuro se cruzara un rival con las mismas características.

Pero no fue así. El mexicano regresó al cuadrilátero casi diez meses después de haber perdido el invicto con el mejor peleador del momento libra por libra, sólo para hacer el ridículo ante un adversario con muchos más recursos ofensivos, pero que no pega ni estampillas.

La victoria concedida al tapatío, es harina de otro costal. A muchos no nos satisfizo esa decisión dividida, pero debemos reconocer que Erislandy tampoco se empleó a fondo para obtenerla de manera clara y contundente. El cubano hizo su combate de pegar y poner distancia de por medio, pero dejaba bastantes segundos sin atacar.

Ni el "Canelo" conectó un golpe que pusiera en malas condiciones al oponente, porque no tuvo recursos para hacerlo, mucho menos Erislandy, precisamente porque no se caracteriza como un boxeador que pueda decidir un combate de un solo golpe.

Si Lara hubiese mantenido ese ritmo con el que inició el encuentro, de atacar y huir, de hacerlo ver mal, de evidenciarlo y hasta de ponerlo en ridículo, otra habría sido la historia. El juego de cintura y piernas del cubano le hicieron más daño a Saúl que sus propios puños.

La noche fue complicada para el mexicano y el triunfo resultó un premio a su incapacidad boxística. Lo menos que podría hacer es concederle una revancha directa, pero tal vez lo piense bastante antes de aceptarla, porque estaría expuesto a un ridículo más.

¿No cree usted?.

Estadísticas. El "Canelo" lanzó 415 golpes contra 386 de Lara. Pero muchos de esos disparos del mexicano se perdieron en el aire, ante la sagacidad de Erislandy para eludirlos, como lo señala el hecho de que solo conectó 97 por 107 del rival. El total de porcentaje en golpes conectados también le favoreció a Lara en un 28 por ciento contra 23 de Saúl.

El jab fue el arma que más le funcionó a Erislandy, quien de 246 lanzados, 55 entraron como cuchillo en mantequilla al rostro de Álvarez. Este, por su parte, tampoco pudo hacer mucho con ese golpe, pues solo conectó 9 de 183.

La diferencia al final de cuentas es que impresionaron más a dos de los tres jueces los 243 golpes de poder que soltó Saúl, haciendo blanco en 88 de ellos, por 140 de Lara que alcanzó la humanidad de Álvarez en 52 ocasiones.

La puntuación del juez Levi Martínez fue la que más me sorprendió. Le concedió 117-111 a favor del mexicano.

No sé qué pelea vio.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo ÉL sabe si podré hacerlo de nuevo.