Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Desolación en el mar

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

Sin esperanzas y poca retribución económica es como los hombres del mar se enfrentan a la fuerte crisis por la que atraviesa la pesca en el municipio de Angostura. Los pescadores de La Reforma luego del levantamiento de la veda se vieron en medio de la desolación; ante esto, una gran parte buscó emigrar a la ciudad, en donde se empleó en actividades como la albañilería o en tiendas departamentales, entre otros.

Pero hay quienes ante la poca alternativa o posibilidad de poder salirse se vieron en la necesidad de quedarse a seguir buscando en el mar las especies como la jaiba, el ostión y el caracol, sin embargo, ante la poca demanda la decepción es el alimento diario de los pescadores, quienes aseguran que no hay compradores pese a que los precios están muy bajos.

A decir de los trabajadores del mar, la crisis se fue empeorando con el retraso del Empleo Temporal, el cual aún sigue en espera, además se esfumó la ilusión de obtener una mejor cosecha de jaiba, sin embargo, la producción no fue la adecuada, debido a que sólo en los primeros días fue cuando se obtuvo una buena cosecha. La ilusión les duró pocos días, y las peripecias por obtener una mejor remuneración económica los obligó por tal a bajar el precio y a obtener empleos alternos. La cifra de pescadores que no se dedican a las labores del mar va en aumento, se asegura que más del 70% de las personas de las zonas pesqueras se emplean en otra actividad que de momento les ayude a solventar los gastos de sus hogares. Ahora lo que les queda, como dicen, es aguantar y pasar con lo poco que se tiene, esperando a que la zafra camaronera llegue, por lo que ya empiezan a alzar la voz para que se les otorgue el permiso de salir antes a altamar, pero para esto habrá que convencer a muchas voces con más poderío que la necesidad del pescador.