Opinión

Desplazados

NUESTRA OPINIÓN
Avatar del

Por: EL DEBATE

El gobierno estatal continúa mostrando indiferencia ante un grave problema que se sigue presentando y que amenaza con cobrar tintes de alarma: los desplazados de diferentes comunidades de Sinaloa.

A la fecha, la autoridad no cuenta con un censo que nos diga cuál es la cantidad exacta de familias que han abandonado sus lugares de origen y menos se sabe de programas que vengan a apoyar a estas gentes que se han visto obligadas a emigrar a otros lugares.

Se sabe, porque así lo han consignado los medios, que las principales causas de alejamiento de miles de familias lo constituye la marcada ola de violencia y el desempleo.

Y esto lo sabe perfectamente el gobierno pero no le ha brindado la atención que amerita el caso. Poblados de la sierra, en diferentes municipios, se muestran desolados. Sus gentes se han visto obligadas a salir huyendo por las masacres que se han registrado destruyendo a familias enteras. Pero ante todo esto, la autoridad muestra apatía y una marcada frialdad.

Juan José Ríos Estavillo, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, señala la importancia de formalizar un diagnóstico censal para saber con exactitud el número de personas que enfrentan actualmente este problema y poder brindarles la ayuda que necesitan.

Se habla de aproximadamente 15 mil personas en Sinaloa, que podrían estar en el desamparo por esta causa. Muchos de ellos han pedido la ayuda oficial pero en raras ocasiones se les ha respondido positivamente.

El problema es serio y como tal debe tomarse en cuenta. Seguir intentando esconder la verdad de lo que sucede con las familias de la sierra sinaloense ya no es posible. Es momento aún de poder hacer algo por ellos.

>