Opinión

Después de 8 meses, la apertura de la Mazatlán-Durango mejorará turismo y carga

La intolerancia que viene. Antes de asumir el cargo, el alcalde electo y cercanos están mostrando que no toleran críticas y su piel es delicada

Por: Fernando Zepeda

Lo que significa. Ocho meses tuvieron que pasar. Ingenieros y proyectistas de diversas partes del país. Incluso especialistas internacionales llegaron para atender el caso. El 12 de enero quedó interrumpido el tráfico de vehículos en uno de los carriles de la Mazatlán-Durango. Ayer, 1 de septiembre, finalmente quedó reparado y abierto a la circulación. Era la noche del viernes 12 de enero cuando una pipa cargada con combustible volcó justo cuando circulaba por el puente El Carrizo. Aledaño al puente principal de la carretera Mazatlán-Durango, El Baluarte, considerado el puente atirantado más alto de América Latina. Apenas volcó la pipa y las llamas aparecieron. La lejanía del lugar del accidente, tanto de Mazatlán como de Durango, provocó que los bomberos llegaran al lugar después de varias horas de registrado el incidente. Un punto casi considerado en la mitad del trayecto entre Durango y Mazatlán. Los reportes iniciales fueron que las llamas permanecieron por casi 48 horas, lo que provocó daños en la estructura de acero. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes federal desplazó personal al lugar del accidente. Los gobernadores de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, y de Durango, José Rosas Aispuro, se unieron para demandar una rápida solución. Ordaz Coppel sabía de los daños que provocaría al lado de Sinaloa tanto en turismo como en transportación de carga. En Durango, la caída de visitantes del lado de Sinaloa fue evidente. Lo mismo sucedió en Mazatlán. En un principio, la SCT había estimado que en seis meses quedaría resuelto el problema. Pero no fue así. La presión exigía que se resolviera, y ya. La circulación de camiones pesados, particularmente los de doble remolque, quedó suspendida. El daño al transporte de carga fue evidente. Hoy, finalmente quedo resuelto el problema y la circulación es normal...Es más fluida.
Mal augurio. El alcalde electo, Luis Guillermo Benítez, y su asesor, David, ahora resulta que tienen la piel muy delicada. Nos resultaron intolerantes a las críticas. Y eso que todavía no comienzan. Es hasta burdo que cada vez que criticamos al electo y su cofradía cercana, ¡tras!, aparecen anónimos. Con estos arranques ya están mostrando a lo que vienen. Y sobre todo que no aceptarán las críticas. Benítez, como ya se lo dijeron en una entrevista radiofónica, debe de entender que no ganó por él la alcaldía. Que el voto fue para Andrés Manuel López Obrador. Que de él pudo haber logrado apenas un 10 por ciento de votos. Como sucedió en su anterior intento por llegar a la alcaldía. Y de David hay muchas cosas que se saben y seguramente fluirán apenas arranque la próxima administración.
Pesimismo pesquero. Los pescadores de la zona estuarina del sur de Sinaloa tienen sus dudas. En la zona sur, el arranque en las capturas de camarón se acordó para el 18 de septiembre. Y a pesar de las últimas lluvias, consideran que el aporte de nutrientes ha sido bajo y existe la posibilidad de que el camarón no esté en buena talla. Y lo peor, no se tenga en buena cantidad. Para los pescadores de altamar que arrancarán el 19 de septiembre, consideran que las lluvias han incrementado notablemente el aporte de nutrientes en las desembocaduras de los ríos Baluarte y Presidio, por lo que en 15 días el camarón puede mejorar sus tallas. Sin embargo, la duda es igual que los ribereños. Se teme que el camarón esté escaso. Los muestreos eso arrojaron.
En esta nota:
  • En el Blanco
  • Zepeda