Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Después, ¿ya pa' qué?

La bancada legislativa priista del Congreso local le dio palo a la mayoritaria panista, que hace días propuso que la Cámara creara una comisión legislativa especial para revisar la denuncia de que Federico Vargas, secretario de Desarrollo Social estatal, realiza actos anticipados de campaña.

La bancada tricolor, reconfigurada como aplanadora por los diputados houdinis que escaparon del ahogadero de Acción Nacional y por los malabaristas del Panal y del PT, también rechazó que se pida a la Comisión Estatal Electoral que proceda contra Vargas, aunque ya tal proposición, en forma de denuncia, había sido presentada por los blanquiazules a la autoridad estatal electoral, que la dio por recibida.

Le escribo que la dio por recibida porque la dichosa Comisión Electoral anunció que abrió un expediente para registrar las actividades del secretario de Desarrollo Social, y de otros políticos, para investigar, en caso de que se registren como candidatos, si incurrieron en actos anticipados de campaña y, en ese momento, decidir si procede o no otorgar el registro, dijo Daniel López, titular de la CEE.

Sólo hasta entonces y ya bailada la campaña anticipada de Vargas o cualquiera de sus colegas suspirantes, haría algo la autoridad estatal electoral. Mas ese algo, júrelo usted, no sería, nunca lo ha sido ni lo será, pues los comisionados son bien sacones, negar el registro a un candidato a alcalde, gobernador o presidente, ni del PRI ni del PAN ni de ninguno de sus satélites o rémoras.

Si acaso ponen multas cuando ya ni llorar es bueno, como las que impusieron a los partidos que se brincaron las trancas presupuestales en la pasada elección presidencial, entre ellos el ganador PRI, a cuyo candidato, hoy presidente, la multa impuesta por la autoridad federal electoral le hizo lo que el aire a Juárez: nada. Es más, Peña y su PRI fueron absueltos de las acusaciones de haber utilizado recursos triangulados de Soriana y de Monex para compra de votos a favor del hoy presidente.

"De éste (el Secretario Vargas) y de todos los actores políticos en el Estado la comisión permanentemente hace un trabajo de seguimiento y va generando los antecedentes de cada uno de los casos", dijo el titular de la CEE, lo que se oye bonito, pero no significa nada.

Bueno, significa dinero público tirado a la basura, pues el presupuesto ejercido en el ocioso trabajo de seguimiento de las actividades electoreras anticipadas de Vargas y demás copartícipes de anticipación campañera es dinero público. Igualmente son públicos los recursos con que los partidos pagan las millonarias multas tapaderas con las que las autoridades electorales eluden negar un registro o nulificar una elección, que es lo que debería sucederle a cualquier partido o candidato que viole las leyes electorales que fijan tiempos estrictos a los actos proselitistas para una elección.

Todos sabemos, pues la percepción popular y el cinismo de los partidos y los delfines no necesitan pruebas, sino que las constituyen, que el secretario Vargas y la alcaldesa Margarita Arellanes y la secretaria Juana Aurora Cavazos y el diputado federal Martín López y el diputado local Alfredo Rodríguez y el otro diputado federal Pedro Pablo Treviño y sus colegas alcaldes, diputados, senadores, gobernadores y demás plagas políticas ineludibles andan en campaña electoral anticipada e ilegal.

Todos sabemos, menos la Comisión Estatal Electoral, que andan en anticipación ilegal y que ellos y otros más chapulinearán como chinches tronadoras, aunque hayan jurado, como la alcaldesa Arellanes, que morirían al pie del cañón del periodo constitucional, cuyo incumplimiento también es ilegal.

Si todos lo sabemos, actuemos contra ellos, ahora que es el tiempo del delito. Mañana es el tiempo del ya se fregó. Y si la CEE no sabe cómo hacerle, que se vayan los comisionados a su casa o a donde no los conozcan y los reciban y nos dejen hacer el trabajo a usted y a mí.

¿Le entramos, vecino?

[email protected]