Opinión

Determinaciones

Productores de la región amenazan con volver en breve a tomar casetas, pues el gobierno no les ha cumplido

Por  Alameda .

Determinaciones. Los que se reunirán hoy para tomar acuerdos sobre las acciones que emprenderán para hacer presión ante el Gobierno Federal son los productores agrícolas asociados a la Anapsin. A las 10:00 horas de este día convocaron a una reunión donde serán los afectados quienes determinen hasta dónde están dispuestos a llegar para que el gobierno escuche su inconformidad y les cumpla con lo que tanto les han prometido y que no se ve llegar por ningún lado.
Desde hace meses les vienen dando largas con la entrega de pagos pendientes por distintos conceptos que están en rezago desde el 2014, y aunque han sabido aguantar con prudencia durante los últimos meses, debido a que respetaron el proceso electoral, ahora tienen miedo de que termine el sexenio y hereden la deuda a la próxima administración, pues hay muchos indicios de que esto es lo que pretenden hacer, por eso los traen en jaque.
Todo parece indicar que ya están por regresar las famosas tomas de caseta como medida de presión y en pocos días seguramente se les verá plantados en Cuatro Caminos.

Caído del cielo. El Gobierno Municipal recibió ayer 18 millones de pesos de participaciones federales, recurso con el que prácticamente se estaría desactivando la posibilidad de un estallamiento de huelga por parte del Sindicato del Ayuntamiento, ya que tendrán el dinero para depositarles los 2 millones de pesos que se pactaron para darles a más tardar el 6 de agosto y así evitar la colocación de las banderas rojinegras. La autoridad se comprometió a tener el depósito completo a más tardar este día, pero todavía quedarán varios pendientes, pues son 5 millones de pesos los que les deben por diversos conceptos, así que todavía hay tres más que habrán de entregarse, pero aún no se negocian fechas para hacerlo, pero mientras existan pendientes entre ambas partes, la sombra de la huelga seguirá al acecho, aunque no en este momento.

Suspenden servicio. Los que argumentan no poder trabajar por el calorón son los empleados del Centro de Salud en Juan José Ríos, donde determinaron suspender la atención médica al tener fallas en la subestación eléctrica, lo cual representa una limitante que les impide prestar el servicio. Así que de no resolverles en la Jurisdicción Sanitaria Número 2, los que terminarán más afectados son los habitantes de la sindicatura en mención, al no poder ser atendidos, por lo que piden a las autoridades de Salud que no se queden de brazos cruzados y se compadezcan de los derechohabientes, quienes en su gran mayoría tienen en los Centros de Salud su única opción para atenderse.

Obra pendiente. Los que están que no la creen son las vecinos de Callejones de Guasavito, donde a partir de hoy, la Junta de Agua Potable estará trabajando para en un futuro lograr concretar la operatividad del drenaje sanitario, una obra anhelada y por años anunciada. A ver si logran que este año se cristalice, porque cada autoridad en su momento ha dicho que están trabajando y que llegará el drenaje a Callejones, pero hasta hoy han sido puras promesas incumplidas y los habitantes siguen viéndose afectados por los derrames de aguas negras.