Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Deuda del Ayuntamiento de Culiacán produce 2 'raspados'

ELENCO POLÍTICO

¡Doble play! El tema del cuantioso endeudamiento del Ayuntamiento de Culiacán, por mil 300 millones de pesos, se siguió ventilando ayer y, en un incipiente recuento de daños, pudiera señalar a dos presuntos perdedores, casualmente tocayos: el senador Aarón Irízar López y el exalcalde sucesor, Aarón Rivas Loaiza. Aun cuando el actual presidente municipal –al cual prácticamente lo ataron de manos para continuar la progresista obra material en la capital del estado—, Sergio Torres Félix, precisó ayer que la divulgación del déficit financiero no es por revanchismo, sino para buscar a la transparencia a que se comprometió en su campaña, hizo una carambola de dos bandas y colocó en el proyectil de la discusión y la duda a los dos Aarón. A Irízar porque dijo que parte del endeudamiento proviene de cuando fue presidente municipal, a Rivas porque dijo que la deuda que dejaría sería menor. El probable daño que le podría producir el tema a estos políticos es un posible desgaste en su probabilidades políticas próximas. Para nadie es raro que Irízar López anda en campaña por la candidatura a gobernador del estado, apoyado por Francisco Labastida Ochoa, y que Aarón Rivas no sólo estaba proyectado para integrar el gabinete estatal, sino que era ya una carta fuerte del PRI para retener una diputación federal.

Modelo de control. En este asunto de la aprobación de las cuentas públicas y el quebranto financiero de los ayuntamientos, el auditor superior del estado, Marco Antonio Fox Cruz, también ha resultado algo raspado, aun cuando es el Congreso el que tiene que dictaminar, aprobar o sancionar, según sea el caso, las observaciones que hace su organismo, a grado tal que las de Angostura y El Fuerte no fueron autorizadas. Ayer, el auditor hizo saber que la necesidad que existe en impulsar la transparencia, que no sólo es una ola mundial, sino un elemento básico para la democracia. Por ello, Fox Cruz propuso la creación de un modelo estatal de control administrativo de todos los programas de todos los niveles de gobierno, para cuidar el buen uso de los recursos. Habló de uniformar metodología, criterios y controles del gasto público, para lograr eficacia y mejor transparencia en municipios y Gobierno del Estado.

La Yaquicita. Si acaso el gobernador Mario López Valdez quisiera incluir otras melodías en su repertorio de baile, seguramente no tendría objeción de nadie a que utilizara la cumbia de la Yaquicita, luego del reconocimiento que la tribu yaqui, el Movimiento por el Agua y el Distrito de Riego 41 del Valle del Yaqui, le hizo al reconocerle su interlocución en el asunto del conflicto del agua del vecino estado de Sonora. Resulta que después de la exitosa –hasta ahorita— mediación en esa disputa que obligó a la observación de la ONU, al Ejecutivo estatal le descubrieron cualidades diplomáticas. En tanto, pasado mañana, cuando reanude su programa de Gobierno en Movimiento en San Blas, El Fuerte, tendría oportunidad de que le toquen la Yaquicita. El martes, comenzará el trabajo de encauzar el escabroso asunto por la vía de la equidad y la conciliación en la vecina entidad. Por cierto que el alcalde de El Fuerte, Marco Vinicio Galaviz, ya estará de regreso de España para ser anfitrión del programa que acerca el gobierno al pueblo.

Éxodo. Los que anunciaron que se irán a México a protestar por la falta de pago de sus tierras son los del Movimiento por la Justicia Agraria, dado que el subsecretario de la SCT, Raúl Murrieta Cummins, los dejó vestidos y alborotados en la reunión de Durango, el martes, y nos llevó el "avalyo maestre" para la indemnización de 1900 hectáreas afectadas por la carretera Mazatlán-Durango.