Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Día de marchas

LOS MOCHIS

Los obreros del Ingenio Los Mochis y precaristas de los diferentes grupos provocaron caos vial en el centro de la ciudad con sus diferentes marchas que realizaron reclamando sus demandas. Los primeros exigieron el pago de sus salarios atrasados y los segundos que les doten de vivienda.

No es nuevo ninguno de los dos problemas, los cuales tienen varios meses sin resolverse pese a las promesas de los empresarios del Ingenio Los Mochis y de las autoridades estatales y municipales. En evidente desespero, los trabajadores de la industria azucarera volvieron a salir a la calle en protesta y exigencia de que se le paguen los salarios atrasados que se les deben.

Este sector no ha visto la suya porque los dueños del ingenio no les pagan sus servicios, por lo que sus familias sufren las consecuencias de la falta de ingresos.

Los obreros no son los únicos, sino que los industriales no les pagan tampoco a los ejidatarios, quienes son los dueños de las tierras, a los transportistas, a los proveedores, pese a que el Gobierno del Estado les compró terreno para que se capitalizaran y cumplieran con los compromisos que tenían. Pero el problema siguió.

Para contener la inconformidad y ganar tiempo los industriales han prometido pagar. Incluso, hace un año firmaron con los productores un convenio donde se señalaba que si no les pagaban en cierta fecha ellos tenían la libertad de apoderarse de las tierras. No cumplieron. A un año, firmaron un nuevo convenio similar con el aval de los líderes, como el presidente del Comité Municipal Campesino número 5, Gilberto Irazoqui, que han tenido una actitud servil con los industriales.

Los productores han salido a las calles, como lo hicieron ayer los trabajadores, los pensionados y jubilados, en espera de una respuesta a sus demandas. Se concentraron en el Palacio Municipal, de donde habían salido los precaristas que marcharon hasta las oficinas del Infonavit en demanda de viviendas. En las dos manifestaciones se bloquearon calles, lo que generó caos vial y la inconformidad de los ciudadanos que, aunque son los afectados, le dan la razón a los manifestantes.