Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Diputados alcahuetes

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

Todo parece indicar que los nuevos legisladores no quieren echarle más lumbre a la hoguera. Prefieren practicar el borrón y cuenta nueva y llevar la fiesta en paz con los 18 municipios, a ver qué sale con los nuevos administradores.

Durante la sesión del Congreso de ayer, los diputados aprobaron a "pie juntillas" las cuentas públicas de diez municipios, correspondientes al primer semestre del 2013. Todo se hizo por unanimidad como si las cosas marcharan muy bien en esas alcaldías.

No hubo discusión alguna por parte de los diputados, aún a sabiendas del quebranto que existe en cada uno de esos lugares.

Solaparon los legisladores a funcionarios de la pasada administración de Mazatlán, Concordia, El Rosario, Escuinapa, Elota, Cosalá, San Ignacio, Badiraguato, Navolato y Salvador Alvarado. Fueron muy benévolos con todos ellos.

La mayoría de los ayuntamientos atraviesan actualmente por una crisis financiera. Los que se fueron, dejaron "chillando el caldero" con un sinnúmero de cuentas por pagar y sin dinero en las arcas.

Sin embargo, a sabiendas de este grave problema, los diputados no quisieron meterse en berenjenales y de un plumazo aprobaron las cuentas de aquellos que dejaron temblando a sus municipios.

Gómer Monárrez, presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado, en su momento, reconoció serias irregularidades que se presentaron en la mayoría de las alcaldías.

Pagos de obras sin comprobante alguno, compras de combustible sin facturar, préstamos personales a funcionarios con cargo al erario, sin reembolso, fueron unas de tantas observaciones que la Auditoría Superior del Estado hizo con toda oportunidad y que ahora, sin empacho alguno, los diputados dan por saldado todo. Y así quieren que las cosas marchen bien.