Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Dique contra la desinformación funcionó tras fuertes lluvias

Por: Luis Enrique Ramírez

Así fueron las torrenciales lluvias en Culiacán. Foto: El Debate

Así fueron las torrenciales lluvias en Culiacán. Foto: El Debate

Imperdible, amigas y amigos, el trabajo periodístico que EL DEBATE presentó ayer en su sección «Tercer Piso» (páginas 2 y 3A) bajo el título «Candidateables 2021, ¿cómo es la imagen de un ganador?». Así puede usted «googlear» esta investigación en la que dos expertas en estilo de talla internacional, Lucy Lara y Rossy Garbbez, analizan a cinco figuras en el candelero político sinaloense, que desde ahora se mencionan como posibles candidatos a suceder al gobernador Quirino Ordaz Coppel. 

Aunque falta mucho tiempo para eso, resulta interesante el diagnóstico de ambas consultoras en torno a los senadores Mario Zamora (del PRI), Imelda Castro y Rubén Rocha (de Morena); el presidente del PAS, Héctor Melesio Cuen Ojeda; y el exsecretario general de Gobierno Gerardo Vargas Landeros. 

Son muchísimos detalles los que en el texto se mencionan como para repetirlos aquí con la misma gracia, por tanto le recomendamos que usted lo lea y saque sus propias conclusiones. Le aseguramos que no se va a arrepentir, y, en cambio, se va a divertir.

VÍSPERAS ADELANTADAS. Lo cierto es que, si en materia mediática la lucha electoral hacia 2021 ya inició, al interior del mundo político ya lleva rato, prácticamente desde el día después de la elección constitucional del 1 de julio. Hablamos de los diferentes niveles en que la disputa por los cargos de elección popular habrá de tener lugar ese año: alcaldes, regidores, diputados federales y locales.

En Badiraguato, por ejemplo, Martha Aguilar Payán todavía no toma posesión de la regiduría que ganó por el PRI junto con la presidenta municipal reelecta María Lorena Pérez Olivas, y ya es mencionada fuertemente para ser la alcaldesa dentro de tres años. 

Nada descabellada la versión: la licenciada Aguilar, mujer de gran cultura, escritora y con un amplio bagaje político desarrollado en el Estado de México y Sinaloa, es la líder del Organismo de Mujeres Priistas en su natal Badiraguato, tarea que ha desempeñado de manera exitosa (es uno de los escasos municipios que logró ganar el PRI), igual que antes lo hizo como directora del DIF local. 

Todo un personaje Martha Aguilar. No le pierda usted la pista.

DE LO QUE TODOS HABLAMOS. Si bien no es tema de una columna política, resulta imposible permanecer ajenos al drama que vive Sinaloa a causa de las lluvias desde el miércoles, pero con especial intensidad el día de ayer. La naturaleza pareció ensañarse con cinco municipios: Ahome, El Fuerte, Culiacán, Navolato y Salvador Alvarado. 

Anteayer circuló ampliamente en internet una fotografía donde el gobernador Quirino Ordaz Coppel y la señora Rosy Fuentes de Ordaz recorrían la zona devastada de Los Mochis con el agua arriba de las rodillas. Ayer, el mandatario regresó con su esposa a Ahome, donde hizo pública su petición a la Secretaría de Gobernación para declarar a este municipio y al de El Fuerte como zona de emergencia, primer paso para solicitar la Declaratoria de Desastres Naturales, que permitirá canalizar recursos del Fonden a reparar daños y apoyar a la población damnificada.

Hasta ayer, es menester reconocerlo, la actuación de las autoridades en todos los órdenes resultaba inobjetable. Desde la alerta en tiempo y forma de Protección Civil estatal, hasta las tareas de los distintos cuerpos de rescate, los albergues, los comedores comunitarios, la atención de toda la red de hospitales y apoyos diversos a las personas afectadas.

Un aspecto es digno de destacar: pese al descontrol en materia de información que este tipo de casos genera en la era de las redes sociales, el día de ayer fue la excepción: los intentos de desinformar y de alarmar innecesariamente a la población en un escenario de por sí difícil fueron desarticulados de inmediato con aclaraciones y desmentidos oficiales por parte de las áreas responsables de Gobierno del Estado. El logro no es menor: punto para la oportunidad y para la veracidad.