publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Disciplinas marginadas

MI PUNTO DE VISTA

Ahora que concluyó la Olimpiada Regional Universitaria, con la UAS erigiéndose como el máximo ganador aprovechando su condición de anfitrión, y la calidad de sus deportistas por supuesto, me pregunto ¿por qué el boxeo y ciclismo desaparecieron de las competencias estudiantiles universitarias?

Nunca he encontrado una respuesta.

Lo curioso del caso es que mientras el pugilismo ya no ocupa un sitio en los eventos Regionales y Universiadas Nacionales, la máxima casa de estudios conserva y mantiene algunos gimnasios que todavía realizan esa función.

En la década de los 70´s y 80´s, el boxeo universitario le redituó un gran número de preseas a la institución. Sus gimnasios, principalmente el del Estadio Universitario –que todavía existe, por cierto- eran auténticos semilleros de prospectos y talentos que lo mismo triunfaban para la Universidad como para el Estado.

El boxeo en la UAS nació y se desarrolló bajo la conducción del profesor Octavio Camacho Robles. El "Guamúchil" formó a varias generaciones no solo de pugilistas, sino de entrenadores que le dieron continuidad a la idea e inquietud de Camacho, como Jesús Aispuro, el "Campesino", Roberto Duarte, Marco Antonio Santos y otros más que escapan a mi memoria.

En aquella época, ver pelear a los boxeadores universitarios era una delicia. Tenían temple, escuela, técnica, todo. No quiero decir que en la actualidad los chamacos no se forman y desarrollan con esas mismas cualidades, pero antes había pasión, entrega y amor por la camiseta.

Ahora esa camiseta ya no existe. Muchos de los jóvenes acuden a los gimnasios simplemente como un entrenamiento de rutina, porque desaparecieron los torneos a ese nivel, campeonatos que los motivaban. Los torneos de Los Barrios que promueve

EL DEBATE son los únicos alicientes.

¿Qué habrá pasado?.

Otra más. Existe otra disciplina que cojea del mismo pie que el boxeo; el ciclismo.

La Universidad cuenta con algunos entrenadores en esta rama, pero no se compite más allá de las escasas carreras que de vez en cuando avala la Asociación de Ciclismo.

El deporte de la fibra y el pedal también le dio buenos dividendos en la misma época que el boxeo.

Obviamente por no formar parte de un programa, tanto el boxeo como el ciclismo no reciben el mismo apoyo de quienes manejan los hilos del deporte en la centenaria casa de estudios.

Para el ciclismo no es novedad. Cuando la Universidad contaba con los dos clubes Águilas(con Willibaldo Monárrez al frente) y UAS (Ernesto Casillas y José Luis Sánchez), los corredores no contaban con el respaldo económico suficiente para cumplir con los compromisos de un largo calendario.

La UAS llegó a patrocinar incluso una clásica que fue borrada del mapa por el poco interés de sus autoridades. Todo eso se perdió.

Hoy el ciclismo en la Universidad solo es historia. Sigue careciendo de muchas cosas, pero la principal, la falta de estudiantes que la practiquen.

La Universidad tiene elementos importantes que cruzaron por la institución, o al menos llegaron a aparecer en la matrícula en alguna de sus varias preparatorias.

Sería una lástima que desapareciera por completo.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo ÉL sabe si podré hacerlo de nuevo.