Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Doble "moral"

SUSTANCIA SIN RETÓRICA

Ante la inconsistencia y falta de fortaleza real en la práctica de los valores éticos universales se manifiesta en nuestra realidad una doble "moral", que arrastra a muchísimas personas y se exterioriza en todos los ámbitos y de muy variadas formas. De tal manera que lo observamos por todas partes del mundo y en la historia misma de la humanidad. Se trata de un fenómeno muy profundo de naturaleza humana que, entre otros variados aspectos, se asocia con el egoísmo y la libertad. Y ambos con las ambiciones y la inseguridad de las personas. Esta deriva en gran medida del miedo o la incertidumbre.

Lo malo es que esa doble "moral" se presenta en todos los segmentos de la sociedad y en el ámbito público. La observamos por fortuna sólo en algunos, ya sean estos padres de familia, hijos, empresarios, profesionistas y no profesionistas, clérigos y no clérigos, políticos y no políticos, técnicos y no técnicos, y un etcétera infinitamente amplio hasta en los que suelen darse a menudo "golpes de pecho".

Lo negativo también es que ese fenómeno ha venido creciendo paulatinamente y se manifiesta en ilicitudes, hasta llegar el extremo de la criminalidad, que tanto agobia. Pero lo positivo ante ello es que el gobierno del estado de Sinaloa, por conducto de la Secretaría de Educación Pública y Cultura, bajo la muy atinada conducción del Dr. Francisco C. Frías Castro, se diseñó y puso en práctica un importante programa, denominado en Sinaloa se Viven los Valores (Siviva).

Es más positivo aún porque dicho programa tiene un carácter de Estado, es decir, trascenderá más allá de este gobierno, ya que a iniciativa de Mario López Valdez fue reformado el artículo 90 de la Constitución local, para que la educación que se imparta en Sinaloa se oriente en los valores éticos universales. Así, el citado programa garantizará una vigencia después de que concluya su mandato y tendrá que seguirse aplicando por los gobiernos que le sucedan.

Nos hemos impuesto de su contenido y vemos que es digno de ejemplo a nivel nacional que bien pudiera tomarse como modelo por la Secretaría de Educación Pública, para desarrollar uno similar en todas las escuelas de educación básica y media superior del país.

Qué mejor escenario para prevenir que siga creciendo esa doble "moral" y la criminalidad en México, como lo es el ámbito educativo. Allí está el remedio para generar desde la raíz mejores circunstancias en el mediano y largo plazo en materia de seguridad pública. Inculcar valores éticos universales de manera profunda y sistemática en la educación, es el camino más adecuado y seguro para entrarle a dicho tema. Hay que imprimirle mucha solidez y bajarlo lo más rápido posible a todas las escuelas, para que nuestra niñez y juventud abreve con esa prontitud de esos valores, cual alimento diario para su espíritu.

[email protected]