Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Don Porfirio y don Francisco

HOY EN LA HISTORIA

Cuando don Porfirio andaba huyendo por quebradas y montañas, perseguido por la autoridad nacional, llegó a la risueña ciudad de Culiacán. Rodeado de las personas más importantes de la pequeña ciudad, recibió loas y cantos de apoyo y victoria. Uno de aquellos que lo vitorearon y lo estrecharon en prolongado abrazo solidario, fue don Francisco Cañedo, comerciante local y hombre que ambicionaba llegar al poder. Ya tenía en su haber varios intentos de insurrección, sin éxito alguno. Pasaron los años y Díaz nunca olvidó a quienes en Culiacán le estrecharon la mano y le entregaron su amistad, a pesar de los malos tiempos que corrían para el militar que obtuvo importantes victorias para la causa republicana en los tiempos aciagos de la Intervención francesa.

En la cima del mandato nacional, don Porfirio voltea sus ojos hacia Sinaloa y los posa en la regia figura de Cañedo. Y lo convierte en gobernador. Y serán uña y carne durante treinta años. Durante su mandato, don Porfirio impondrá como presidente a Manuel González y durante el suyo, Francisco Cañedo a Mariano Martínez de Castro. Luego, al modificarse las constituciones, nacional y local, ambos regirán los destinos respectivos de México y Sinaloa hasta bien entrado el siglo XX.

En tanto don Porfirio fue derrotado por los revolucionarios maderistas en 1911, Cañedo corrió con mejor suerte, ya que fue la muerte quien lo derrotó en 1909. No sufrió los rigores de la lucha armada. Y mientras los restos de don Porfirio reposan lejos de la patria, en Francia, los de Cañedo velan el Panteón San Juan de la capital sinaloense.

www.historianews.com [email protected]