Opinión

Doña Ramoncita

MALICIANDO
Avatar del

Por: Martha Alicia González

Vámonos Maliciándola con un saludo cariñoso a quienes estén festejando su cumpleaños o celebrando un acontecimiento en especial. Amigos, es sabadito lindo, lindo; día de calle, de amigos, de charcha, de chelas, de drinks, y lo demás se los dejo de tarea... je, je, je, je, je. La Machado con su belleza única, restaurantes y bares, muy solicitados. No se diga el Presidio, que se lleva a todos por su confort, elegancia y servicio, es el restaurante de moda en el centro histórico. Por cierto, anoche estuvo de mucho ambiente el lugar y los comensales encantadísimos escuchando las notas al piano del maestro Jesús Oropeza Herrera, un genio tocando este instrumento musical y atendiendo las peticiones de todos a quienes les gusta la música del ayer.

HABLEMOS AHORA de doña Ramoncita Montaño de De la Torre, una señora muy particular. Tiene 89 años, más los "N" que siempre se quitó (o sea que raya en el centenario). Activa, autosuficiente aún, sobre todo, muy, muy lúcida. Dice que le ayuda que todos los días se toma un vaso de tequila o de cerveza. Ella radica en Hermosillo y un día, escuchando a su nieta comentar lo mal que estaban las cosas en su vida, en su trabajo, con su matrimonio, en el mundo, etc., etc., se acercó a ella y le dijo: "Mira, mi'ja, pa' que dejes de andar quejándote, te voy a dar unas cuantas sugerencias pa' que vivas bien, y no nomás sobrevivas... ¡Mírame a mí, estoy en la flor de la vida y me sigo riendo!

"NO TE QUEJES. Dale gracias a Dios que estás, que sigues y que vives. Nomás piensa que a otra bola ya se la llevó la... vida. Cuando puedas dormir... duerme. Cuando puedas disfrutar... disfruta. Cuando puedas trabajar...trabaja. Y si aún puedes, échate unos traguitos, juega con los hijos, haz el amor o ponte a chiflar o a cantar en la regadera y da gracias a Dios porque tienes salud. No te la pases quejando, '¡ayyy, si hubieraaaa!', '¡ayyyy, les di!', '¡ayyy si tuviera!', '¡cuánto sacrificio!', ¡no, mi'jita, altas y bajas siempre han habido y siempre habrán! Si en la noche no puedes dormir, si estás vuelta y vuelta en la cama, pos párate y ponte a hacer algo, arregla un cajón, plancha tu blusa pa' mañana, ponte a leer, porque si te quedas acostada con los ojos pelones, vas pensar puras &%$#, y lo 'pior' es que te paras y las haces... Sí ya de por sí... Los problemas grandotes, esos que son del mundo, y que se oyen en la televisión, que sí se está calentando el planeta, que sí a tal país ya se le llevaron los dineros, que si los narcos...esos, mi'ja, mándalos a la &%$#, ¡no los vas a arreglar tú! Luego ni les entiendes. Deja que los que pueden, los arreglen. Pero tú ocúpate de los que se ven más chiquitos, esos que sí están en tus manos.

SI TE DAN... agarra todo lo que te den. Agárralo, aprovéchalo, así sea un beso o una nalgadita, porque uno vive pensando que las cosas las genera uno, pero no sabes de qué forma te llegan... ¡así que tú agarra y no te atontes! ¡Ahhh, pero eso sí! ¡No agarres lo que no es tuyo! Ni la bicicleta, ni la bolsa, ni el dinero, ni al marido o amante de otra... lo ajeno respétalo, es de otra. Cada quien tiene lo suyo, ¡lo que se gana y lo que se merece!

LO QUE HAGAS, hazlo con ganas. Con muchas ganas y mucho gusto. Y hazlo bien o no lo hagas y déjate de pend... Olvídate de las envidias, tú a lo tuyo porque no sabes cuándo vas a valer m... Ayuda y escucha a tus amigas, no hables mal de la gente, ni de las cab... ni de las pend... Sé orgullosa, pero no seas arrogante ni prepotente. Sé humilde, no agachada. Sé valiente, no imprudente. Cuando ganes, sonríe; cuando pierdas, no armes un desm..., y si te da la gana, llora. Nunca te preocupes por lo que no tienes, por lo que no puedes comprar. Cuántas que tienen todo el dinero del mundo están en la cárcel, enfermas de la cabeza o guardadas en un hospital, asustadas e inseguras, o tienen un marido que les pega a diario. No son felices, no saben comunicarse, no tienen una familia como la tuya. Tú tienes algo más valioso que es tu gente y tu salud. Manda a volar a la muerte, ¡que sea ella la que se preocupe por no poderte llevar y no seas tú la que se preocupe porque ya te va a llevar! ¿Así o más claro? Y por último, mi'jita, si la vida te da limones... ¡tú pide tequila y sal!

¡Qué limonada ni qué nada, ¡salud!

NOS VEMOS. Pórtense bien que en eso estamos...Ciao. MALICIA.