Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Dueños del centro

LOS MOCHIS
Avatar del

Por: Redacción

La lucha por los espacios en la vía pública entre los comerciantes informales y formales provocó la explosión de negocios que mantienen saturado el centro de la ciudad.

Los efectos del fenómeno cada vez se agudizan más: los peatones no tienen libertad para caminar y genera una pésima imagen de la ciudad entre los turistas nacionales y extranjeros.

Esto no ha sido solamente tolerado por las administraciones priistas y panistas, sino que lo han alentado por intereses políticos, económicos y sociales.

En ese sentido, los líderes de las organizaciones de los puesteros cetemistas y cenopistas han tenido "manga ancha" para ampliar su padrón de afiliados, que constituye "un rico filón de oro" por las cuotas que aportan.

Con ello, cada administración aporta su cuota para el desorden y el caos en el centro. Lo que ha pasado es que como no hay freno a la proliferación de los puestos fijos y semifijos en el primer cuadro, los comerciantes formales le entraron a extender sus negocios a las banquetas y callejones, antes de que otros ocuparan esos lugares.

Así, los comerciantes se quedaron sin calidad moral para exigir una demanda de siempre: que quiten a los puesteros de la vía pública. Pero argumentan que lo hicieron forzados por la situación.

El padrón que dejó el anterior director de Inspección y Normatividad, Ernesto Hays Olea, fue de 281 puestos en la via pública, pero ahora el titular de la dependencia, Humberto González Díaz, dice que son 300. Sin embargo, este último niega que ellos hayan dado más permisos.

¿Entonces cuál es la explicación de la diferencia?. Es inútil buscar la respuesta porque nadie asume la responsabilidad de la instalación de más puestos.

Incluso, González Díaz aduce que han cancelado permisos y que han regulado los puestos que están, lo que le ha valido señalamientos de que actúa con abuso, insensible y en forma parcial.

Lo que es cierto es que las medidas que se han tomado son insuficientes para resolver el problema porque en esta administración la situación en el centro no ha cambiado.