Opinión

ENRAMADA

Por: Enramada -

Renuncias o despidos. Esas renuncias con sabor a despidos se siguen generando al interior del Ayuntamiento de Salvador Alvarado, y es que aunque el alcalde sustituto, Flavio Fernando Sánchez Rivera, diga que los funcionarios que iniciaron la administración con el exalcalde Carlo Mario Ortiz han acudido a presentar la renuncia por asuntos personales, es un cuestionamiento que se pone en duda, debido a que más de alguno de los funcionarios comentaron habían asumido la responsabilidad de apoyar la administración actual, sin embargo, les han requerido de manera amistosa la renuncia. El pasado lunes se concretó la toma de protesta de Nedel Sánchez como tesorero municipal, por la “renuncia” de José René Valenzuela; con este funcionario suman cinco que se van, dicen, por cuestiones personales, y se espera que la lista siga aumentando, porque ya se habla de áreas como Recursos Humanos, Promoción Económica, Acción Social, entre otras.

Aclarando amanece. Y antes de que corriera más el rumor, el presidente del Patronato del Carnaval Guamúchil 2018, Sandro Navarro Montoya, aclaró que no hay intromisión del exalcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez, y que si no se dejó entrar al alcalde Flavio Sánchez Rivera a la zona Vip es porque no traía la pulsera y el personal estaba acatando órdenes, pero dijo que el presidente municipal tenía una mesa destinada en esa zona, pero que mucha gente entró diciendo que iba con el presidente o con la hija del presidente, y que eso descontroló la organización que tenía. El destape de este conflicto ha llevado a una serie de ajustes que se habían manejado de manera interna.

El mismo problema. Quienes ya no sienten lo duro sino lo tupido son los funcionarios de primer nivel en Angostura, o para ser más claros, el secretario del Ayuntamiento, Jorge Guadalupe Barrón Estrada; Álvaro Camacho Beltrán, director de Obras y Servicios Públicos, y claro está que José Manuel “Chenel” Valenzuela López, presidente municipal, por tantos problemas que se han presentado durante años con el basurón en Alhuey y los distintos daños que causa a la ciudadanía. Desde el lunes se incendió y duró más de 32 horas, tiempo suficiente para provocar que las clases en la primaria de la sindicatura fueran suspendidas, así como algunos habitantes con enfermedades respiratorias. Pero lo más raro de todo es que los incendios han sido justo antes de tiempos especiales, por ejemplo, en esta ocasión se avecinan las fiestas carnestolendas. Mientras sean peras o manzanas, los ciudadanos de Alhuey están hartos del problema antes mencionado, y ya no piden, exigen, que las autoridades se fajen bien la camisa y se pongan a trabajar por el bien, no solo estén como ‘aviadores’, cobrando algo que ni desquitan.

La intención detenida. El coordinador ejecutivo de la Zona 03 del Cobaes, César Fredy Montoya Sánchez, pareciera que ya se convenció que los ajustes políticos de su partido por el momento no le habrán de beneficiar, y aceleró el trabajo que ya venía realizando. Sin embargo, no descarta que su trabajo lo lleve a fortalecer esta intención, que por el momento no ha dejado en el olvido, la intención de buscar la presidencia municipal, sino que ha establecido un alto.