Opinión

ENRAMADA

Por: Enramada -

Más vale aquí corrió. Pareciera que el alcalde de Angostura, José Manuel “Chenel” Valenzuela, nomás ni quiere saber de la gente de Alhuey, y es que el pasado domingo, en igual de andar repartiendo dulces como tradicionalmente lo hace en el recorrido de la Feria de la Hortaliza en Alhuey, que dicho está de más, tenía años sin realizarse, se fue al paseo de carros alegóricos del Carnaval de Tamazula II. La molestia que le han causado los habitantes porque se le han parado en los dedos gordos del pie, ha hecho que en igual de acompañarlos en el rescate de esta tradición, salga huyendo. A ver si no sale igual con el problema, porque ya le quedan unos días para presentar su renuncia y pareciera que el problema quedará sin resolver.

En la sequía. Vaya problema que se le avecina a la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mocorito (JMAPAM), porque desde el pasado viernes algunas colonias de la cabecera municipal se encuentran sin el servicio del vital líquido. Mientras los vecinos van y vienen con cubetas buscando en las zonas bajas donde puedan hacerse de un poco del líquido, el gerente de la JMAPAM, Fernando Nájar López, nomás no aparece por todo el pueblo. La falta de agua causada por la poca lluvia que se registró en la temporada pasada adelanta el estiaje, lo que será un problema que deberá afrontar la autoridad de inmediato.

A trabajar. Los que tendrán que estar muy al pendiente en los días de Semana Santa son los funcionarios de primer nivel, como los responsables de las áreas de Servicios Públicos, Protección Civil, Seguridad Pública y Comunicación Social, pues el presidente municipal Flavio Sánchez ya dijo que tendrán que permanecer en guardias para dar a la ciudadanía la mejor de las atenciones. Ahora falta esperar a que se llegue el momento y en realidad ver si cumplen con la orden del mandatario municipal, quien también mencionó que de ocuparse, éstos tendrán que estar a disposición de solventar las diversas problemáticas que puedan surgir, ya que como servidores públicos tienen esa obligación y responsabilidad. El presidente municipal mencionó que él también estará en guardia; esperemos y predique con el ejemplo.

Más de lo mismo. Las formas y métodos de negociación se están agotando para los productores no nada más de maíz, sino también de frijol, del estado de Sinaloa. Con el hartazgo que existe de parte de ellos y sus familias, que no quepa duda que este tipo de manifestaciones serán más seguido y cada vez más fuertes. Sin embargo, al parecer esto es lo que menos le interesa al gobierno de Quirino Ordaz Coppel, así como de Enrique Peña Nieto. Lejos de que estos dos gobernantes busquen soluciones, más las empeoran, primero el Gobierno del Estado de Sinaloa, antes de negociar algo serio y comprometerse a cumplir, atiborra de elementos de Seguridad Pública las casetas para amedrentar a los cansados y hartos productores; por otro lado, el Gobierno Federal permite que el titular de la Sagarpa, José Calzada Rovirosa, deje su cargo con tantos problemas que existen y se vaya con el candidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña. De tal manera que en caso de que el PRI gane los comicios, estará asegurando un puesto sin haber dejado buen resultado en el que estaba. ¿Acaso tendrá que haber algo más fuerte para que las autoridades pongan atención y se percaten que esto es sumamente serio?