Opinión

ENRAMADA

Por: Enramada -

Nomás por hablar. Hay gato encerrado. Los que se encuentran como la Chimoltrufia diciendo: Yo como digo una cosa digo otra, son el director de Obras Públicas, Víctor Parra Melesio, y el tesorero municipal de Mocorito, Jaime Angulo. El primero aseguró que la maquinaria que cuentan está obsoleta y sin funcionar, pero que gracias a que se renta han podido responder a la ciudadanía con las reparaciones, pero cuando se le preguntó al tesorero cuánto es lo que pagaba el municipio por la renta y a quién, de inmediato dijo que no han pagado la renta de maquinaria, que lo que ha pasado es que reciben el apoyo de seis constructoras que les brindan el servicio. Habría que preguntar bajo qué compromiso es el “apoyo” que reciben o por qué hay información que apunta a dos direcciones en las cabezas más importantes del municipio.

Bien enredado. Al que le falta que se actualice con la información que se genera en el estado es al jefe de  Servicios Regionales del Évora, Lizandro Sillas López, quien pese a que el encargado del programa Uniformes y Útiles Escolares en Sinaloa, César Guerra, había anunciado que se entregarían dos uniformes por alumno de nivel básico, él decía desconocer cuántos serían los uniformes y paquetes que se entregarían, generando desinformación entre la población.

Alerta. Nadia Marina Verdugo Montoya, gerenta de la Japasa, debe tomar cartas en el asunto lo antes posible, mandar una cuadrilla de trabajadores al arroyo El Zopilote (que es el que divide las colonias Insurgentes y 10 de Abril) y solucionar el problema que presentan dos alcantarillas que están en muy mal estado y un tubo grande de drenaje roto en varias partes. Debido a esto una buena cantidad de aguas negras está contaminando el lugar, y lo lamentable es que toda la suciedad corre hacia el dique. A ciertas horas del día los que viven cerca de esta gran fuga de aguas negras no aguantan el mal olor, además dicen que trabajadores de la Japasa ya han ido a ver el problema y no han hecho algo para solucionarlo, y pues esto tiene varios meses.

Esperando el tiempo. Luego de vivir 45 días intensos de campaña, los ahora alcaldes electos en la región del Évora se mantienen recuperando fuerzas cada uno a su manera. Mientras el presidente municipal con licencia y listo para empezar el periodo de reelección en Mocorito, Guillermo Galindo, se encuentra en Estados Unidos con su familia disfrutando las vacaciones, la alcaldesa electa por Angostura, Aglaeé Montoya Martínez, se encuentra de nueva cuenta recorriendo los poblados, para dar las gracias por el voto recibido el día de las urnas. En la convivencia corren alimentos y bebidas, haciendo una fiesta postelectoral, que la gente del pueblo dice nunca lo habían hecho, sin embargo, quien ha permanecido en la ciudad, programando acciones y reuniones privadas, es el presidente municipal electo, Carlo Mario Ortiz Sánchez.