Opinión

ENRAMADA

Por: Enramada -

Lamentable. Habitantes de Batamotita están molestos por el abandono que sienten de parte de las autoridades municipales que encabeza el alcalde Jesús Guillermo Galindo Castro, pues la comunidad está llena de moscos a raíz de que tienen años que no van a fumigar. Además están incomunicados, ya que el camino que los lleva al poblado La Noria y la sindicatura de Rosamorada está intransitable, y lo más lamentable es que los niños que van a la secundaria fallan dos o tres días al no poder pasar en sus motocicletas. Aseguran que Batamotita es un pueblo sin progreso y sin ayuda del gobierno, que está prácticamente en el olvido.

Legado de hace dos administraciones. El alcalde Carlo Mario Ortiz declaró que a pesar de que el problema de la demanda de la empresa Galos Parking hacia el Ayuntamiento es algo injusto y no debió de haberse llevado a cabo, porque al igual que la empresa falló en tiempo y forma en la entrega de la instalación de los parquímetros, la administración de ese entonces, que presidía Gonzalo Camacho, tenía muchas fallas, porque al momento de la bienvenida a la siguiente administración, regidores del trienio de Liliana Cárdenas no le dieron para adelante al proyecto, por lo tanto la empresa quedó indignada, pero hay algo más detrás de todo ello, porque son más de 300 millones de pesos de multa, dinero que no tiene el Ayuntamiento, por eso los regidores tienen que agilizar todo a su tiempo, porque dejar al municipio con esas deudas está de más.

Llegó el final. A poco más de un mes y medio de las elecciones, el Consejo Municipal Electoral de Angostura realizó su última sesión de trabajo con el objetivo de hacer oficial el término del proceso electoral 2017/2018. Desde que inició, hasta su finalización, el proceso duró 10 meses, tres más que el proceso anterior. Tal vez se preguntarán qué fue lo que generó que durara tanto este proceso, fueron todas y cada una de las impugnaciones que el PAIS, o mejor dicho, su líder Serapio Vargas, interpuso y llevó esto hasta la sala regional en la ciudad de Guadalajara, no obstante, el resultado fue negativo para él. Con esto, el resultado de días atrás queda asegurado. ¿Acaso Serapio Vargas esperaba obtener algo con tal de retirar las impugnaciones? Pues al parecer no le salió bien la jugada que tenía pensada.

La polémica. El pasado viernes padres de familia tomaron el edificio de la escuela primaria Benito Juárez, en el Pueblo Mágico de Mocorito, y manifestaron su inconformidad por las condiciones en las que se encuentra, y es que señalan que la subestación eléctrica se instaló hace un año y nueve meses y es momento que no la han conectado, lo cual ha causado malestares físicos en el alumnado debido al intenso calor. La presidenta de la Asociación de Padres de Familia, Julissa Barrancas, asegura que el problema no es contra nadie en particular, sino que solo es una petición para que se tome en cuenta que bajo estas condiciones la salud de los menores está en juego, pues además al interior del plantel hay condiciones insalubres que pueden propiciar enfermedades.