Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Economía en apuros

GUASAVE

Los problemas de comercialización que enfrentan los productores de frijol y por consecuencia la falta de pago de sus cosechas, no sólo justo sino oportuno, ha generado en las últimas semanas un estancamiento en la economía local debido a la falta de circulante en el sector agrícola, pues no hay que olvidar que esta actividad representa el motor del municipio.

Por desgracia, la dependencia que Guasave tiene de la agricultura termina por impactar, en momentos como este, todos los demás sectores, pero principalmente el comercial y el de servicios, en donde baja el consumo y la solicitud de mano de obra, lo mismo que movimiento de circulante.

Este momento complicado por el que atraviesan los productores provoca une efecto negativo en cadena en un amplio sector poblacional, pues son cientos de familias que directa o indirectamente dependen del recurso económico que generan las cosechas de granos. Es por ello que ante la falta de pago de las cosechas la derrama económica esperada no está rindiendo sus frutos, y esto está impactando a quienes dependen del comercio, por lo que el líder de este gremio asegura que están haciendo un gran esfuerzo por sobrevivir.

Desafortunadamente en momentos críticos para la economía como el que se vive se corre el riesgo de aumentar el desempleo, consecuencia que de ocurrir provocaría una especie de bola de nieve difícil de contener. Y es que cuando hay desempleo, otro de los riesgos que se corre es el posible aumento en la comisión de delitos, sobre todo los robos y asaltos al sector comercio y a casas-habitación.

Sin duda la situación para los productores es complicada, lo mismo que el resto de quienes se dedican a la venta de productos y servicios o para quienes dependen de las diversas actividades en el campo, pues la falta de liquidez ante el no pago de las cosechas es un tema sin fechas definidas, por lo que la situación de desespero y de estancamiento de la economía local podría agudizarse si los bodegueros no hacen su parte.