Opinión

Ejemplos negativos y ausencias

PUNTO DE VISTA
Avatar del

Por: Tere Guerra

MUY ACTIVO. Se ha visto a Jesús Aguilar en los últimos días en el acontecer de la entidad; primero fue su presencia en el evento de Mazatlán donde se entregó el reconocimiento a Jesús Vizcarra, luego su visita junto al secretario Enrique Martínez y Martínez en el aniversario del corporativo de Sukarne, y ahora aparece junto a Sergio Torres en la capital del país con motivo de la expedición del billete de la Lotería Nacional, con la imagen de la Catedral de la ciudad. No deja de llamar la atención que el gobernador del estado, Mario López Valdez, no haya estado presente en los dos últimos eventos donde ha sido notoria la asistencia del exgobernador Aguilar. Se entiende que en el aniversario de los negocios de Vizcarra, por los resabios que quedan de la contienda del 2010, Malova no haya sido convocado, aunque sobresale que sí se haya invitado al gobernador de Nayarit, y que estando presente un secretario del gobierno federal, no se haya tenido la cortesía ni el protocolo con el mandatario. Y en el acto de la Lotería, ¿por qué no iría Malova? Ya se sabrá

MALOS EJEMPLOS. El contrato entre la empresa Tacsa y la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Culiacán (Japac), que fue firmado en la administración municipal de Sadol Osorio, para concesionar el tratamiento de aguas negras en la capital del estado, es un ejemplo de lo que no debe hacerse en las administraciones públicas y los gobiernos al celebrar contratos con el sector privado. El propio titular de la Japac ha denunciado que el costo es muy alto, de 120 millones de pesos anuales a la fecha, cuando el costo real, en caso de que la planta tratadora de aguas residuales fuera de Japac, es de 36 millones al año. Quienes han terminado pagando el altísimo costo son los usuarios del servicio, por ello debe ponerse mucho cuidado en las letras pequeñas y en los términos de los contratos que se firman por el sector público con empresas privadas, porque al igual que con los bancos y sus tarjetas de crédito, la trampa viene en las minucias, que por lo general, no revisamos ni leemos.

Hablando de cómo los grandes empresarios priorizan la utilidad y el hacer fortuna, el día de ayer el columnista Carlos Loret de Mola, quien no es ni socialista, ni de izquierda, al referirse a los grandes inversionistas, dice que antes que generar bienes útiles para la sociedad, los hombres de riqueza tienen como objetivo ganar dinero, y entre más, mejor, que suelen ser despiadados y de pocos escrúpulos, ejemplificando con Carlos y Germán Larrea, responsables hoy de la contaminación de los ríos en el estado de Sonora. En Sinaloa hay al menos dos ejemplos de grandes empresarios que han mostrado su falta de sensibilidad y el trato abusivo con sus empleados, como son los dueños de Homex y los del Ingenio de Los Mochis. El gobierno debiera convocarlos a cumplir con la ley, e igual, debe buscar con lupa, y quién sabe si los encuentren, a los inversionistas que en los contratos público-privados privilegien el interés social.

mtguerrao@hotmail.com