Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¡¡El 19, está en chino!!

GUASAVE

Como en su tiempo se razonó, municipalizar la sindicatura de Juan José Ríos, es una medida que tendrá que esperar mejores tiempos, a despecho de lo que opinen y quieran muchos de sus habitantes que hace tres años andaban alborotadísimos a partir de una promesa de campaña que se les hizo.

Aparte de las discusiones mediáticas que produjo el proyecto al que se comprometió el gobernador Mario López Valdez, la verdad es que en los últimos tres años no se fue más allá.

La pasada legislatura que presidió Cenovio Ruiz, ni el intento le hizo a sabiendas que para ello no había voluntad política de quién manda en Sinaloa, como tampoco condiciones propicias que dieran lugar a la creación del municipio 19.

De que política y asistencialmente los vecinos de la sindicatura desde siempre se han percibido "huérfanos" de los gobiernos locales al que jurisdiccionalmente pertenecen, es sentimiento que acicatea en ocasiones la idea en tal dirección, pero que así como se impulsa, muere, pues cada vez que se da el movimiento los "tiran a locos".

Y es que además de marginados, según lo sienten, en la prestación de los servicios y obras urbanas de mayor calado, también argumentan que los juanjoserrienses carecen de una identidad política y territorial, pues ni se creen de Guasave, como tampoco andan con la voz completa en Ahome.

Las explicaciones contundentes de los promotores de la municipalización reflejan con claridad sus inquietudes, pero lo cierto es que sus intentos pecan de timoratos y no se ve espíritu de lucha, quizá porque el respaldo popular igual lo es.

Aparentemente según las declaraciones que se hacen seguido y a veces no tanto, existen demasiados motivos para que el Congreso del Estado tome en serio el planteamiento de algunos grupos de aquella llamada la quinta ciudad más importante de Sinaloa.

Pero aparte es interesante saber si aparte de esos ciudadanos que impulsan el movimiento separatista, -a propósito, en suspenso, desde hace varios meses- la sociedad entera de aquella comunidad norteña, también los respalda.

Solamente en la fuerza de una presión popular organizada y bastante poderosa, el proyecto de municipalizar JJR sería la base para construir con mayor grado de certeza la creación del municipio número 19.

Lo decimos porque es muy evidente que los impulsores del proyecto a pesar de tener ya muchos años no ha podido concitar la unidad mayoritaria y si la tienen no la manifiestan, por lo que en esas circunstancias va a ser difícil que el gobierno de Sinaloa lo tome en cuenta, aunque por ellos sea considerado un movimiento justo y necesario para el desarrollo de Juan José Ríos.

El que la Cámara de Diputados, que es el instrumento legal y jurídico para concretar la municipalización, esté o no de acuerdo, es un detalle menor, ya que lo importante es que el gobernador muestre, repetimos, voluntad política, algo que no se ha visto por ningún lado.

Si los habitantes de Juan José Ríos, que aspiran a su independencia política y territorial, convencen al titular del Poder Ejecutivo, a los legisladores, el asunto no tendría vuelta de hoja.

Ya se ha dicho hasta la saciedad, sólo en la medida en que los vecinos de la sindicatura se unifiquen y en bola se manifiesten, como a veces lo hacen los productores agrícolas para conseguir mejores precios, tal vez logren que las autoridades volteen a verlos.

Municipalizar JJR no es un detalle menor, pues tendría muchas implicaciones y complicaciones, empezando por las económicas y terminando con las políticas.