Opinión

El 51 Bis y sus implicaciones

PUNTO DE VISTA
Avatar del

Por: Tere Guerra

el artículo 51 Bis de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa, aprobado por unanimidad en el Congreso del Estado este 30 de julio, como nunca en la historia reciente de la entidad unió al gremio periodístico en contra de dicha disposición normativa. No es cosa menor la movilización desplegada por directivos y trabajadores de los medios de comunicación en Sinaloa, ni las marchas realizadas a nivel estatal, ni la disposición a rebelarse y la unidad mostrada, pese a la promesa del gobernador y a su firma para derogar dicho artículo que coarta la libertad para realizar el trabajo periodístico y que pretende que exista únicamente la versión gubernamental entorno a las investigaciones sobre crímenes y la información sobre hechos delictivos.

La expresión de rechazo es del tamaño del agravio a la libertad, pluralidad y diversidad que debe existir en la comunicación y cobertura periodística; afortunadamente ha existido rebeldía, unidad y capacidad de movilización del gremio periodístico en la entidad, porque es grotesca y retrógrada la intención del artículo 51 Bis, es ofensivo su contenido, así como las formas en que fue aprobado por los legisladores locales, algunos de los cuales ni siquiera leyeron la iniciativa, y mucho menos entienden el retroceso democrático que significa la disposición legislativa que aprobaron. Como lo confirma la expresión de la diputada Yudith del Rincón, quien afirmó que con conocimiento de causa aprobó su contenido, porque está en desacuerdo con el manejo que dan algunos medios a ciertas notas policiacas.

Defender la disposición del 51 Bis, es creer que el Estado tiene el monopolio de la verdad, es suponer que siempre es ético, recto y legítimo el actuar de las autoridades y su versión de los hechos delictivos, es atentar contra la pluralidad en la comunicación y la diversidad que debe prevalecer en la información policiaca y es coartar la libertad en la cobertura periodística.

Sinaloa ha dado nota internacional en los últimos días, lamentablemente entorno a una iniciativa vergonzante, que fue elaborado en la Procuraduría del Estado, avalada en la Secretaría General de Gobierno, firmada por el gobernador y aprobada por todos los diputados locales. Lo cual confirma el conservadurismo, ignorancia y falta de modernidad política que prevalece en la clase gobernante de la entidad. Que pena y vergüenza que las autoridades locales y representantes populares no lean ni dimensionen los retrocesos de las iniciativas que proponen y aprueban.

Frente a la promesa del gobernador de que habrá de derogarse la disposición del artículo 51 Bis, pudiera parecer innecesaria la movilización del gremio periodístico, pero no lo es, al contrario, es trascendente y necesario que se exprese el rechazo a la intención de coartar la libertad de expresión y pluralidad en la comunicación, porque el hecho de que ningún legislador de Sinaloa se haya percatado del retroceso que significaba lo que aprobaron, y que se haya elaborado, firmado, aprobado y publicado dicha reforma, confirma las tentaciones autoritarias y el pensamiento conservador de algunos, quienes toman decisiones y dirigen la política en el estado. Y ante ello, es urgente actuar y movilizarse.

mtguerrao@hotmail.com