Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El ABC de la ABC

JAQUE MATE

Cree a aquellos que buscan la verdad; duda de quienes la encuentran.

André Gide

El incendio en la guardería ABC de Hermosillo el 5 de junio de 2009, hoy hace cinco años, es una de las mayores tragedias de los tiempos recientes en nuestro país. La muerte de 49 infantes y lesiones de 76 laceraron no sólo a los bebés y a sus familias sino a toda una nación que ha pedido explicaciones y justicia. Como en tantas otras tragedias en México, sin embargo, ésta también ha sido aprovechada por algunos para hacer ajustes de cuentas o para promover posiciones políticas.

La PGR ha determinado que el incendio comenzó en una bodega adyacente de la Secretaría de Hacienda del gobierno de Sonora y que de ahí se extendió a la guardería. Un corto circuito en un cooler, o enfriador, provocó la flama inicial, según el peritaje oficial. Sin embargo, un reportaje del periódico Reforma apuntaba esta semana que varios empleados han declarado que apagaron los interruptores de energía eléctrica a su salida la noche anterior, lo cual habría hecho imposible el corto. Algunos grupos sostienen que el incendio pudo haber sido provocado por alguien que quería eliminar documentos comprometedores del gobierno de Sonora.

Si bien ha habido una investigación a fondo de la PGR y otra de la Suprema Corte de Justicia, es importante que un estudio por especialistas defina sin lugar a dudas qué ocurrió. No es lo mismo un accidente que un incendio provocado. La definición debe hacerse, sin embargo, sobre la base de peritajes profesionales y no de especulaciones.

Hemos visto intentos por responsabilizar del incendio a Juan Molinar Horcasitas, director general del IMSS de diciembre de 2006 al 2 de marzo de 2009, o a Daniel Karam, que era director de la institución en el momento de la tragedia pero que asumió el cargo apenas el 3 de marzo de 2009, tres meses antes. También se ha buscado culpar a Eduardo Bours, gobernador de Sonora en ese entonces. Otros presuntos culpables son los dueños de la guardería o el sistema de subrogación de guarderías del IMSS.

Estas imputaciones me parecen intentos por aprovechar la muerte de los niños de la ABC para propósitos políticos. Si alguien provocó el incendio, por supuesto, estamos frente a un acto de homicidio de una crueldad inusitada. Pero si fue un accidente, es un caso más, de tantos que tenemos en México, en que la falta de aplicación de reglas elementales de seguridad provoca tragedias.

Quizá sea inevitable la tentación de utilizar un hecho como éste para propósitos políticos, pero me parece una actitud obscena ante la muerte y las lesiones de los niños de la ABC. La información disponible señala que la guardería cumplía formalmente con los requisitos de seguridad para una institución como ésta, pero quizá no haya habido suficiente severidad en los procesos de certificación de la seguridad del inmueble, lo cual es muy común en el país. La oficina de Hacienda era irregular y no cumplía con las más mínimas reglas de seguridad. A las instituciones gubernamentales se les permiten violaciones a los requisitos de seguridad que no se aceptarían en una empresa privada.

El sistema de subrogación de guarderías no tiene nada que ver con la tragedia. Tampoco fue factor la persona que ocupaba la dirección general del IMSS o el gobierno de Sonora. La lección aparente de la tragedia de la guardería ABC, a menos de que haya sido un incendio provocado, es que en México nos resistimos a aplicar reglas sensatas de seguridad que son habituales en otros países del mundo.

El problema es que proponer mejoras en las prácticas de seguridad puede salvar vidas pero no le sirve políticamente a nadie. Es más rentable afirmar que los niños fallecieron por la perversidad de algún político… que a propósito es de un partido político distinto al que tiene nuestra simpatía.

PARTIDO$$$

Para algo sirvió la reforma electoral: para aumentar en 1,550 millones de pesos el dinero que se da a los partidos en los estados (Integralia Consultores). Nuestros impuestos están trabajando.

Twitter: @SergioSarmiento