Opinión

Más familias desplazadas en el Rosario

EL BESO DE JUDAS

Por  El Beso de Judas

TEMOR. Se acerca la época de lluvia, y la raza de varios sectores de Culiacán, como Valle Alto, está con el Jesús en la boca. Urge que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto para evitar inundaciones.

TRABAJOSOS. A ver cuánto les dura el gusto a los guasavenses de ver que por fin los servidores públicos andan haciendo la talacha desde hace tres días trabajando en la recolección de basura, pues aunque muchos dicen que es mero populismo, lo más seguro es que luego quieran tirar la toalla.

ÓRALE. ¿Qué pasa con algunos chafiretes que andan por el centro de Los Mochis? Ayer a eso de las 15:00 horas por poco chocaba una trocona que se le atravesó a una ambulancia que llevaba las sirenas a todo lo que da pa’tender una urgencia. ¿Pos qué hay quien no sabe cuál es la regla de oro, que es dejar pasar la ambulancia? De a tiro.

ACLARANDO. El regidor José Luis Beltrán le pidió a la alcaldesa de Angostura, Aglaeé Montoya, que cuando citara al Subcomité de Planeación y Desarrollo Social lo hiciera para aprobar algo que está por hacerse, pues cabe mencionar que el viernes aprobaron una obra que ya está terminada en la sindicatura de La Reforma. O sea, ¿cómo?

ALERTA. Al alcalde de Rosario, Manuel Antonio Pineda, la plaza se le está calentando. Cada mes más familias de la zona serrana son desplazadas por la violencia que ahí impera, y las versiones que se manejan es que está latente un enfrentamiento entre bandas antagonistas. Los ciudadanos exigen al alcalde que haga algo, antes de que la violencia cobre más vidas.