Opinión

Novedades en la plazuela Pedro Infante

EL BESO DE JUDAS

Por  El Beso de Judas

PA’ SU MECHA. 95 familias de la colonia San Juan, en Culiacán, fueron víctimas de la violencia al ser desalojadas a la fuerza, sin previo aviso; por lo que piden el apoyo de las autoridades de Gobierno y dependencias de Derechos Humanos para conseguir un predio dónde vivir.

MÁS OJO. El mero mero de la Jumapam, Ismael Tiznado, deberá poner más atención a las quejas de los ciudadanos, pues a diario brotan aguas de las alcantarillas en Mazatlán, y sus muchachos no se dan abasto.  

DETALLITOS. Una de las novedades que incluyeron con la remodelación de la plazuela Pedro Infante, en Guamúchil, fue la fuente de pies descalzos, y de eso hace ya más de dos años, pero cabe mencionar que la fuente, que era un atractivo más que nada para los niños, solamente funcionó un par de meses. La administración de Carlo Mario Ortiz ha mantenido algunos detalles en la plazuela, pero también es cierto que hay aspectos que se han descuidado, como es el caso de la fuente y algunos letreros.

AUSTERIDAD. Más de 212 mil pesos costó mover el asta de la bandera a la explanada municipal de Ahome, movimiento que además de injustificado resultó muy caro para la raza. ¿En dónde quedó la austeridad que se predicaba? ¡Ah, jijos!  

IGNORANCIA. El grupo Guasave Fraternal hizo una propuesta ante el Cabildo para que el exitoso empresario local, Juan Francisco Ochoa, quien fue fundador de la ahora cadena internacional Pollo Loco, fuera exaltado a la galería de guasavenses ilustres, pero resulta que el regidor Gerardo Ayala le dio palo a la propuesta al decir que este personaje no tiene méritos suficientes y, para rematar, los pollos que vende en sus negocios son muy caros. Definitivamente el edil morenista ocupa leer más antes de dar tales declaraciones.