Selecciona tu región
Opinión

El CUM de Los Mochis se convierte en infierno en plena vacunación por falla de aire acondicionado

El Ingenio

Por El Ingenio

-

Masiva. Contra lo que algunos creyeron, es asombroso el interés de los jóvenes de 18 años y más de El Fuerte por vacunarse contra el coronavirus, lo que se refleja en las interminables filas que realizan para alcanzar la dosis. Hasta los propios funcionarios de la Secretaría de Bienestar se sorprendieron por la avalancha de jóvenes que salieron, quién sabe de donde, a vacunarse. Uno de los factores que están influyendo para la asistencia masiva a los centros de vacunación es que el virus, con la variante delta, les está pegando hasta con la cubeta al grado de que hay quienes fallecen en esta tercera ola de covid-19. Muchos jóvenes cayeron en cuenta que la única manera de hacerle frente al virus es con la vacuna. Hacen bien aunque tengan que aguantar el viacrucis para que se las apliquen. En Ahome parece que va a ocurrir el mismo fenómeno. Ya se definió que van a empezar mañana.

Sin aire. Una calamidad es la que pasaron los de 30-39 años que acudieron al Centro de Usos Múltiples (CUM) porque el lugar se convirtió en un infierno. Y es que a la hora buena falló el sistema de aire acondicionado, un problema que dicen no es nuevo en esas instalaciones. Las personas de esa edad fueron canalizadas al salón Figlos para su vacunación contra el covid-19. Hoy es el último día para la vacunación de ese rango de edad, pero se va a complicar porque todo indica que la vacunación solo será en el Figlos y la plaza Sendero. Se espera que el aire acondicionado sea arreglado en el CUM porque viene lo fuerte de la vacunación.    

La queja. Ya hay más claridad en el caso de la agente de la Policía Municipal de Ahome, Dignora Valdez, que fue citada por la Comisión de Honor y Justicia de la corporación tras haberse manifestado ante el alcalde Guillermo “Billy” Chapman acusando de un “gobierno de burla y simulación”. Que no es por “show” que armó en el acto del Día del Policía, sino por la queja que interpuso ante la comisión un agente de la policía municipal que se siente ofendido por ella por haberlo exhibido en una manifestación feminista como que no da la pensión alimenticia. Dicen que el policía no tiene ningún problema porque está bien con su esposa como para que Dignora Valdez lo expusiera públicamente.

Aliento. Tras su primera incursión en política electoral en El Fuerte, el empresario transportista Vicente Pico dice que él ganó, no perdió. El excandidato del Verde Ecologista a la alcaldía del alteño municipio lo expresa no tanto por los números de votos que tuvo, abajito del hoy alcalde electo Gildardo Leyva, sino porque con su participación logró la libertad de los fortenses. Es decir, la derrota del grupo de priistas que dejaron el municipio en bancarrota. Con ese aliento, Pico va a cumplir con las promesas de campaña sin ser alcalde: una de ellas es otorgarle becas a los estudiantes. Hay otras más que va a cumplir, por lo que algunos consideran que la tirada de “El Cuñadito” es llegar al próximo proceso electoral con capital político para lo que se ofrezca.

Arrastrando la cobija. En un hilo va a recibir el alcalde electo Gildardo Leyva los sistemas de agua potable, los cuales prestan un servicio deficiente. El gerente general de la Japaf, Javier Soliz, va a llegar arrastrando la cobija para hacer entrega al que viene. La amenaza latente del corte del servicio de energía en los sistemas de agua potable del municipio va a quedar pendiendo en la próxima administración, ya que por ahora Soliz la va a librar porque se le va a abonar a la CFE que hizo el compromiso de no cortarles la luz. Sin embargo, el gobierno de la alcaldesa Nubia Ramos tiene que abonar poco más de 3 millones de pesos el lunes o martes de la deuda que tienen.

Síguenos en