Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El Centro, ¿zona de tolerancia?

GUASAVE
Avatar del

Por: Mixcoatl Gaxiola

La operación de centros nocturnos sin un control estricto de la Dirección de Inspección y Normatividad y de autoridades municipales representa un serio problema no sólo de moral sino también de seguridad por la prostitución y el alcoholismo en la vía pública.

El caso ya fue ventilado por algunos comerciantes del Centro, quienes pidieron al Ayuntamiento aplicar el orden pues no es posible que este tipo de establecimientos funcionen como zona de tolerancia ante la apatía de las autoridades estatales y municipales.

Si bien hay revisiones sanitarias por parte de la Dirección de Salud Municipal, esto se limita únicamente a prevenir enfermedades de trasmisión sexual, pero no se aplican los reglamentos que restringen la prostitución y el consumo de alcohol en la calle.

>

A decir de los comerciantes afectados hay al menos tres establecimientos en el primer cuadro de la ciudad en donde es escandoloso el desorden en la vía pública, por lo que resulta hasta sospechoso que no intervenga ninguna dependencia.

Por cuestiones legales quien debe actuar primero es Inspección y Normatividad, pues es la instancia que regula el funcionamiento de los permisos y es la única que está facultada para clausurar el negocio en caso de que se comprueben este tipo de anomalías.

Pero también recae responsabilidad sobre el Ayuntamiento, pues tanto la prostitución como el alcoholismo son infracciones que contempla el Bando de Policía y Gobierno que en la práctica no se aplica por parte de la Dirección de Seguridad Pública.

Sin caer en el extremo moralista, lo cierto es que asiste la razón a los comerciantes de que se ponga orden y que si es necesario se reubiquen los bares más conflictivos