Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El Ingenio

Despidos. Las cosas se empezaron a poner buenas en la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome porque para poder enfrentar los retos de sostener el servicio se tienen que tomar medidas drásticas. Esto no es nuevo, nada más que las decisiones se han postergado porque la Japama se convirtió desde hace muchos años en “agencia de colocación” priista y panista. Pero ayer el alcalde de Ahome, Álvaro Ruelas Echave, fue más que claro con el personal y el gerente general, Ernesto Suárez Andujo, con quienes se reunió: van a ejecutar acciones para salvar la paramunicipal. Una de ellas va a ser el recorte de personal de confianza. Unos y otros se miraron sorprendidos. Sólo falta que en el recorte de personal no les den a los ahomenses “gato por liebre”. Es decir, que corran a los que trabajan y que dejen a los que no trabajan porque se dedican a otras cosas. Se habla de que no es la única medida que se va a tomar.

Rastrillo. Pero se menciona que no sólo en Japama va a haber limpia sino también en el Ayuntamiento de Ahome. Quienes saben del tema indican que en la segunda quincena de enero se van a dar los reacomodos en cada una de las dependencias porque para entonces los nuevos titulares van a tener la radiografía completa de a quién le pueden “dar cuello” y quiénes se quedan, principalmente, en Desarrollo Social y Servicios Públicos Municipales.

¿Para cuándo? Los habitantes de las sindicaturas de Ahome ya se encuentran impacientes de saber la fecha en que se va a realizar el plebiscito. Dicen que no es tanto para participar en la elección de los síndicos sino para ya quitarse de encima a los que andan más que entrados en ser candidatos a ese “huesito”. En la Villa de Ahome, Higuera de Zaragoza y El Carrizo ya hay versiones de que los priistas van con candidato de unidad, pero como que eso es “puro borrego” porque los que traen en “jaque” a todo mundo son de ese partido político. Lo cierto es que al líder del PRI, Marco Antonio Osuna, en la elección pasada le fue mal con la derrota de su “gallo” en El Guayabo.

Agarrón. Dicen que el presidente de la Federación de Abogados de Sinaloa, Carlos Roberto Valle Saracho, hizo el coraje de su vida porque el expresidente de la otra ala de la organización Melquiades Cervantes lo acusó de no seguir fraudeando a los abogados. Lo que pasa es que Valle Saracho está convocando a una maestría y doctorado de derecho penal oral, lo que provocó los señalamientos de Cervantes. A su estilo, Valle Saracho le reviró con diferentes epítetos, calificativos, y amenazó a Cervantes y su grupo de aplicarles las ley, lo que, argumentó, no hizo en el anterior sexenio para que no dijeran (que tenía influencias). Sin embargo, se habla de que a Valle Saracho no le queda decir esto último porque de que trató de que se les ejercitara la acción penal a sus detractores lo intentó, nada más que no se le cumplió. Hasta amparo interpuso. ¿O qué no se acuerda? Ahora a Valle Saracho ya le tomaron la medida tras quedar descobijado y ¡hasta los escoltas le quitaron!

Ajuste de cuentas. Dolidos porque la administración del exalcalde de El Fuerte Marco Vinicio Galaviz Serrano no les pagó el aguinaldo, los exregidores del PRI, PAN y PAS se reunieron con la alcaldesa Nubia Ramos Carbajal para ver ese asunto. Sin embargo, aprovecharon la recta para meterle en la cabeza que no reconozca la sindicalización de 36 trabajadores que hizo Galaviz Serrano para fortalecer su salida y el liderazgo de Zenaido López Chacón. ¿Pero qué hicieron ellos para acotar esas acciones del ahora exalcalde? Nada porque fueron parte del derroche, despilfarro y privilegios del erario fortense. A toro pasado empezaron a dar recetas.