Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El Ingenio

Ni esperanzas. Muy puntuales estuvieron en el Trébol, a la cita del secretario de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, los tres alcaldes del norte: Álvaro Ruelas Echave, de Ahome; Nubia Ramos, de El Fuerte, y Lindolfo Reyes, de Choix, con la ilusión para que ofreciera obra carretera para el norte de Sinaloa, pero nada.

Los tres tenían su interés: el primero en la carretera Mochis-Topolobampo; la segunda, el tramo Constancia-Tres Garantías, y del Campo 35-La Arrocera; y el tercero, en la terminación del tramo y puente de la Mochis-Chihuahua.

Pero nada. Dicen que parecía que le hablaban en chino al secretario federal. Incluso el alcalde ahomense había anunciado por la mañana que lo transportarían al evento por carretera para que viera las condiciones de la rúa Los Mochis-Topolobampo, pero ni así. Le pasó de noche. Dijo que no es de su incumbencia.

Hasta jaloneos. Durante su visita a Los Mochis, el gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, fue más inaccesible que nunca, no quiso dar declaraciones, incluso en esta ocasión hubo hasta jaloneo de los escoltas del secretario de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, y del propio mandatario estatal hacia los reporteros de los distintos medios de comunicación locales.

Qué luego se les olvida el contacto con sus representados.

“Saldo blanco”. Y la que dio la nota, porque por más que se le hacía ver no entendió, fue la alcaldesa de El Fuerte, Nubia Ramos Carbajal.

Insistió en decir que en ese municipio tuvo saldo blanco en Semana Santa, cuando en pleno Viernes Santo apareció un ejecutado a espaldas de la iglesia de Mochicahui.

Dice que como no fue ahogado ni atropellado, no cuenta en el operativo de Semana Mayor. ¡Qué cosas!

Nombramiento. El que no cabe de contento es el diputado Bernardino Antelo Esper. Recibió el documento del Comité Ejecutivo Nacional en el que lo nombran delegado especial del CEN en el Distrito local XXIV del Estado de México para el proceso electoral local 2017-2018, con la firma del mismísimo Enrique Ochoa Reza. Si como diputado federal algunos no lo aguantan, imagínense ahora en las elecciones consideradas espejo para las presidenciales.

Con todo. Y quien mostró su postura más que clara fue Cecilio Gámez Portillo, expresidente del Comité Campesino Número 17 del Valle del Carrizo. No tuvo empacho en irse hasta la cocina al acusar al alcalde Álvaro Ruelas Echave de estar trabajando ya con miras a la reelección.

Exigió ante la prensa que saque las manos del proceso de elección de presidente del Comité Municipal del PRI. Asegura que el presidente municipal ahomense intenta poner a gente de su confianza, Luis Pineda para ser exactos, para que le ayude en el proceso del 2018.

Con eso de que el profe Pineda fue coordinador de campaña de Ruelas Echave, dice que ya sabe lo que hay que hacer. ¡Míralo!

Pena ajena. Ayer en el estadio Domingo Santana de los Bravos de León se cayó una estructura donde estaban dos camarógrafos y jugadores de Bravos y Diablos Rojos. Resultaron con fractura.

Y en Ahome no cantan mal las rancheras. El estadio Emilio Ibarra Almada tiene más de tres años con una apertura en el techo del lado de numerados que cuando llueve deja a los aficionados empapados.

Y no se diga el Auditorio Benito Juárez, que tiene un hoyo en el techo y en una lluvia sería inevitable parar la entrada de agua a la duela.

El estadio Centenario, que dicen los expertos no cuenta con la seguridad necesaria para detener a los rijosos, de ahí los pleitos entre las porras de Dorados y Murciélagos.

En fin, que no se acuerdan los directivos de cualquier equipo que primero está el resguardo de la afición y jugadores a la taquilla de un juego.