Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El Ingenio

Sin precedente. La sanción a los tres exfuncionarios de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome causó revuelo entre los ahomenses. Ya se sabe que a los exservidores públicos se les aplicará una multa de más de un millón de pesos, una inhabilitación de dos años en el servicio público y una amonestación, pero todo mundo se quedó con las ganas de saber quiénes son, quiénes son los responsables de las irregularidades que causaron un daño patrimonial a la paramunicipal.

Y de acuerdo a la postura del alcalde Álvaro Ruelas Echave y del contralor interno de la Japama, Carlos Julián Avendaño, esto seguirá así hasta que queden firmes las sanciones para no violar la Ley de Transparencia. Así, quedó claro también que cumplirán la resolución de la Comisión Estatal de Acceso a la Información Pública del Estado de Sinaloa de liberar la información, pero reservando los nombres de los exfuncionarios.

A nadie le queda ya duda que Ruelas Echave maneja el caso con pinzas desde que el regidor independiente Luis Felipe Villegas hizo los señalamientos.  

Despistada. Una vez que se dieron a conocer las sanciones contra tres exfuncionarios de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome por las irregularidades que salieron a relucir en la auditoría externa, la síndica procuradora Cecilia Hernández se abrogó ese logro. Pero anda tan errada que empezó a dar información errónea, señal que ni siquiera se molestó en consultar al contralor interno de la Japama, Carlos Julián Avendaño García, quien aplicó las sanciones.

Resulta que Hernández asegura que fueron cinco procedimientos administrativos que se resolvieron, cuando en realidad fueron cuatro, y que se sancionaron a dos exfuncionarios de la paramunicipal, pero lo exacto son tres exfuncionarios.

De plano. El acto de registro ayer de la candidatura de José Luis Polo Palafox a la presidencia de la Federación de Abogados de Sinaloa “pintó de cuerpo completo” a los líderes de los abogados de esta ciudad. Para empezar, el evento fue “pura faramalla y de protagonismo puro” porque, según había informado el presidente de esa ala de la FAS, Carlos Roberto Valle Saracho, ya lo había hecho con antelación.

Pero el colmo fue que el abogado Martín López Félix, del Colegio de Abogados Roberto Pérez Jacobo, horas antes cuestionara la candidatura de Polo Palafox por estar al servicio del gobierno estatal, como lo hizo Valle Saracho en el pasado sexenio, además de otras cosas mucho más comprometedoras.

Pero resulta que estuvo en el evento para sumarse a su candidatura. Y para cerrar con broche de oro: para quitarse el estigma oficialista, Polo Palafox  dijo que no estaba en ninguna nómina de gobierno, sólo que era ¡asesor de Vialidad y Transportes y de otras dependencias! Con esas salen.

Se le acumulan. Si antes fue en el Mercado de la Zona 030, ahora al jefe de Mercados, Félix Edmundo Ávila Alvarado, lo señalan de hacer un enredo en el Mercado San Francisco.

La asignación reciente de un local alebrestó a los locatarios de este mercado en su contra porque se habla que se hizo bajo preferencia e irregular. Que una revisión de los documentos no la aguanta y que Cabildo lo autorizó porque a los regidores como que les vale. Algunos se extrañan porque el regidor panista Miguel Ángel Camacho es de la Comisión de Mercados.  

Otra vez. Por cierto, el regidor panista Miguel Ángel Camacho ya no se aguantó las ganas. Aunque siempre lo ha sostenido, dicen que ya hace labor para lograr por segunda ocasión la candidatura del PAN a la alcaldía. Sin embargo, algunos panistas aseguran que no la va a agarrar fácil porque las condiciones están para el consejero nacional Sergio Castro Angulo.