Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El Ingenio

Por: El Ingenio

Billy Chapman.(EL DEBATE)

Billy Chapman. | EL DEBATE

Vacío. Es tanto el rechazo que el alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, ha acumulado por los desvaríos de su liderazgo, que cualquier cosa que hace recibe cuestionamientos en su contra. Incluso, aun cuando sus posiciones y decisiones sean las correctas.

Sus aduladores acusan que esto es porque les quitó privilegios a muchos que tuvieron sus tiempos de gloria en el pasado, posición que se derrumba porque hasta los aliados de Chapman lo están apaleando, como en el caso del arresto de la mujer policía, que se les salió de las manos aun cuando la decisión estuvo apegada al reglamento.

Ni se anticiparon al ruido político que les iba a generar ni diseñaron una política de comunicación que cuando menos contuviera el golpe de imagen para Chapman.

Permitieron que la discusión se fuera para otro lado y al alcalde le fue como en feria. Algo parecido está ocurriendo con el permiso que solicitó para ausentarse durante 10 días, aunque lo hizo precisamente desde el 8 de marzo.

Algunos hasta aseguran que en la Ciudad de México le van a pedir su separación del cargo. Y así por el estilo. Ante el vacío que deja su equipo, la imagen de Chapman sigue en picada.

Incertidumbre. Algunos ahomenses están haciendo changuitos porque ya no saben qué va a pasar en el municipio con la ausencia prolongada del alcalde Guillermo “Billy” Chapman. Si con él dirigiendo el barco las cosas están de cabeza, sin su presencia “que Dios nos agarre confesados”.

Al frente se queda Andrés Estrada Orozco, quien sin querer queriendo es el alcalde en turno con el antecedente de que en gran parte tiene responsabilidad del naufragio del gobierno de Chapman. Estrada Orozco, secretario de la comuna, no da con bolas. Muchos dicen que le quedó grande esa responsabilidad, por lo que visualizan que en estos días los problemas en Ahome se van a agudizar y más con el plebiscito de síndicos en marcha.  
 
Acuerdo. Cuando los problemas lo tienen al borde del abismo, se habla que el alcalde de Ahome logró un acuerdo con la síndica procuradora Angelina Valenzuela más por conveniencia que de corazón. Hay versiones que señalan que Chapman se reunió con Valenzuela para limar asperezas.

No fue en su casa sino en el despacho de la presidencia. Una de las pautas  que apuntan a que ella aceptó el pacto de paz es su aprobación al nombramiento de Ana Valdez Leyva como tesorera, en sustitución de Jaime Beltrán Armenta. Tenía para oponerse, pero no lo hizo. Otra de las señales es que Chapman le notificó del permiso para ausentarse diez días del municipio.
 
Sin apoyo. Ya no es un secreto que el exalcalde de Choix Juan Carlos Estrada quiere la presidencia estatal del PAN. Los panistas en el norte de Sinaloa dicen que tiene su derecho, pero su ambición lo está extraviando. Incluso, algunos lo van a dejar colgado de la brocha por acelerado. Y es que ya salió a relucir que junto con otros trata de darle un golpe de Estado al presidente del blanquiazul, Sebastián Zamudio, fuera de los tiempos electorales de ese instituto político. Incluso, dicen que el presidente del PAN en Ahome, Ariel Aguilar Algándar, no se sumó a la revuelta de estos. Por el contrario, los censuró.

Rechazo. Los aspirantes a síndicos en Ahome están recibiendo la indiferencia y el peor de los casos el rechazo de la gente. Algunos porque ya fueron una decepción cuando tuvieron su oportunidad y otros están impresentables. Algunos salieron a las calles y otros hacen su campaña, más comodinos, por las redes sociales.

Permiso. El que logró el permiso para instalar un tianguis permanente en el terreno donde se instala la Verbena Navideña, en Jiquilpan, es el líder de los puesteros, Guillermo Algándar. Anda contento por la buena relación con el director de Inspección, Marco Vinicio Contreras.

En esta nota: