Opinión

El Ingenio

Por  El Ingenio

Tatiana Clouthier.(EL DEBATE)

Tatiana Clouthier. | EL DEBATE

Más dudas. En medio de desatinos, la diputada federal Tatiana Clouthier Carrillo le afectó más que ayudarle al alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, sobre el motivo del permiso que solicitó a Cabildo para ausentarse en 10 días. Lo imprecisa que estuvo es lo de menos. El mencionar que Chapman pidió licencia o separación provisional habla de que no domina el tema por desconcentrada o por desinformada, porque lo que tramitó el alcalde es un permiso, contemplado en la normatividad.

Sin embargo, ese no es el punto comprometedor. Lo que sí le mete ruido al tema es que Clouthier Carrillo haya manifestado que el alcalde fue a la Ciudad de México para atender un caso personal y que ella sí le cree. Aquí es donde las cosas no cuadran. Si la diputada federal revela que Chapman fue a la Ciudad de México para atender un caso personal es que habló con él y fue lo que le dijo, pero da la casualidad que en el permiso que solicitó formalmente a Cabildo y que él mismo declaró a los medios es que iba a hacer gestiones para bajar recursos. ¿Entonces? Por eso, dicen que el hecho de que Tatiana le crea al alcalde no es vinculatorio a que todos lo hagan.

Ofensiva. Lo que es cierto es que algunos están aprovechando la ausencia del alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, para reactivar su ofensiva en su contra. Es el caso del exgerente general de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome, Luis Felipe Villegas, que pidió formalmente, junto con Guillermo Padilla, presidente del Vigilantes Ciudadanos por la Transparencia en Sinaloa, y otros, que se le abra un procedimiento administrativo por omisión en el tema de drenaje sanitario, pero que se le separe para que se realice la investigación.

Muchos opinan que es muy frágil el caso que exponen cuando había otros de mayor peso. Incluso, de violación de la Ley Orgánica Municipal y que tenían más viabilidad al llegar el asunto a la síndica procuradora Angelina Valenzuela, que ya tiene la denuncia sobre la imputación de omisión en los drenajes sobre Chapman. Prospere o no, lo que está más que visible es que el alcalde va a batallar para cerrar este frente en su contra.
 
Capitalizar. Como pavorreal anda el diputado federal morenista Iván Ayala Bobadilla tras la apertura de su oficina de gestoría social. Y es que vinieron personalidades como su homóloga Tatiana Clouthier y el senador Rubén Rocha Moya, entre otros. El signo de que el morenismo lo arropó es que también asistieron operadores de ese partido.

Incluso, estuvo José Borunda, coordinador municipal de Morena en Ahome. Se habla que Ayala Bobadilla va a ser la ventana de apoyo y respaldo para Morena porque no es un secreto que este y Borunda hacen el uno-dos del partido en el municipio. Algunos opinan que la apertura de la oficina más que social tendrá contenido político. No sería el primero ni el último.

Hasta con la cubeta. Si en alguna sindicatura de El Fuerte se están dando con todo los candidatos a síndicos es en la de San Blas. La guerra sucia está a todo vapor. A Mónica Quintero, prima de la expresidenta del PRI, exregidora y actual directora de la Escuela Normal Experimental del Valle del Fuerte, Maribel Vega Quintero, le sacan su pasado por la colecturía de esa sindicatura; a Carlos Alfonso Vega lo señalan de ser el operador en tiempo pasado de un sitio donde se señalaba a una u otra personalidad del lugar de sus pecados ciertos o falsos, pero al que de plano lo traen bocabajeado es a Jesús Salas por el caso de un proyecto de un reloj de adorno en ese lugar. Y de paso se llevan de corbata al actual síndico Daniel Valdez, que también se desempeña como presidente del Partido Sinaloense en El Fuerte. Se dice que “el Musa” no atiende los asuntos de la sindicatura por andar apoyando a Salas.