Opinión

El Ingenio

Por  El Ingenio

Regidores abandonan la Sesión de Cabildo en Ahome.(Libertad Montoya/ EL DEBATE)

Regidores abandonan la Sesión de Cabildo en Ahome. | Libertad Montoya/ EL DEBATE

Humillación. Dicen que por su propia ceguera política, el alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, está cavando su propia tumba. Y en la agonía de su liderazgo va de mal en peor: el episodio más humillante lo vivió ayer cuando todos los regidores abandonaron la sesión de Cabildo porque no se subió el punto de acuerdo de destitución del secretario de la comuna, Andrés Estrada Orozco, que presidía la reunión en calidad de encargado del despacho de la presidencia municipal por ministerio de ley por la ausencia de Chapman.

Así, Estrada Orozco y el secretario por ministerio de ley, Marco Vinicio Contreras Bringas, se quedaron solos y su alma. Optaron por autoexponerse al escarnio público cuando en una medida de control de daños todo mundo la vio: haber suspendido la sesión tendría daños, pero no tantos.

Hay versiones que apuntan a que Chapman les ordenó seguir adelante, pero lo que no entiende este de que el mayor descalabro público lo recibe él, que ya no se sabe ni dónde anda. Lo acreditado es que llegó a Culiacán antier, pero se le perdió la pista: unos dicen que se regresó a México, pero otros que está aquí en la ciudad sin dar la cara, lo que hará hasta que se le acabe el permiso, uno más de sus errores. Que le siga como va pues.  

Terquedad. El abandono de todos los regidores de la sesión de Cabildo fue benevolente hacia Estrada Orozco porque en lugar de hacerlo, lo que en automático se suspende por falta de quórum, podrían haberle clavado más la estocada.

Si el punto no estaba en el orden del día, algunos observadores dicen que podían haberse esperado a asuntos generales y ahí tomar el acuerdo de su destitución, lo que hubiera sido más vergonzoso para Estrada Orozco y Chapman, que por lo que se ve se aferra a su terquedad de querer que se haga su voluntad cuando no tiene ni para dónde hacerse tomando la postura del comisionado del Partido del Trabajo en Sinaloa, Leobardo Alcántara Martínez, de que los regidores del PT-Morena-síndica procuradora van a tomar el control del Ayuntamiento para enderezar el barco.

Y si Chapman no recobra la credibilidad ciudadana, le van a hacer juicio político. Y a como se está comportando este en medio de la crisis política, va que vuela para allá. Pocos dudan de ello.  

La razón. Lo malo para el alcalde Guillermo “Billy” Chapman es que nadie lo defiende y la mayoría de los ahomenses le dan la razón al comisionado del PT en Sinaloa, Leobardo Alcántara Martínez, que le retiró el voto de confianza por el mal gobierno que se está haciendo en Ahome. Y es que respaldan al líder petista porque en la pérdida de credibilidad de Chapman va de por medio el deterioro de imagen del PT, que logró un triundo histórico en las pasadas elecciones en Ahome como para que un candidato externo al instituto político les eche a perder la fiesta.

A como se portaron los regidores petistas-morenistas, están siguiendo el guión que les marcó. En ese sentido, algunos ya lo esperan en los foros que anunció para “darle una ayudadita” con el fin de darle las gracias a Chapman.

Más leña. La reacción de los regidores priistas tiene su lógica en sumarse a la demanda de sus homólogos de pedir la destitución de Andrés Estrada como secretario. Y es que no suscribieron el oficio para su caída, pero en respuesta a eso Estrada golpeó al exalcalde y secretario de Desarrollo Social en Sinaloa, Álvaro Ruelas Echave, a quien le deben esas posiciones.

O sea, Estrada a los regidores que piden su cabeza “los respeta” y a los que se mantuvieron al margen los ataca. Nadie le encuentra sentido a eso. Por eso, la postura de abandonar la sesión de Raúl Cota y sus compañeras está más que justificado. Así, Estrada terminó por darle vigencia a la frase aquella de que unió a todos los regidores pero en su contra.