Opinión

El Ingenio

Por  El Ingenio

Billy Chapman, alcalde de Ahome.(EL DEBATE)

Billy Chapman, alcalde de Ahome. | EL DEBATE

Distractor. Dicen que proclive al protagonismo, a la soberbia y al doble lenguaje, el alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, agudizó su discurso de enfrentamiento y golpeteo para encubrir su incapacidad de resolver los problemas de los ahomenses. El mensaje que emitió ayer en un acto en Topolobampo ya está muy trillado, pero que le puso más énfasis porque las críticas a su liderazgo y de su administración subieron de tono por sus desfiguros y los escándalos de presuntos actos de corrupción, impunidad, ineficiencia e intolerancia.

En el marco del evento, Chapman acusó de “pillos” a quienes gobernaron en el pasado en Ahome, saqueando los recursos públicos, por lo que encontró un municipio abandonado. Su estrategia es acusar a los del pasado para desviar la atención de las acusaciones que se le endilga a él y a sus funcionarios señalados de estar saqueando el erario, además de la falta de resultados. En ese sentido, algunos aseguran que a Chapman es al que menos le está el papel de víctima.  

Los enjuagues. Para muestra un botón: los señalamientos al director de Comunicación Social, David Membrila, de que está haciendo un jugoso negocio con el erario fueron desmentidos por el alcalde Guillermo “Billy” Chapman. Incluso, el propio funcionario los negó. Y es que a Membrila se le relaciona con Radio Conecta, que en una lista aparece que cobra en el Ayuntamiento por promoción y difusión. Es de casi 97 mil pesos mensuales.

El alcalde definió esa lista como falsa, pero al mismo tiempo el presidente de Vigilantes Ciudadanos por la Transparencia en Sinaloa, Guillermo Padilla Montiel, reveló que tiene los documentos oficiales que ya puso en manos de los diputados en los que implica de una forma u otra a Membrila en el cobro en la comuna por promoción y difusión de Radio Conecta. Membrila dice que es trabajador, no dueño. Más claro ni el agua. A otros funcionarios chapmistas también se les menciona de hacer negocios triangulados, pero que ya los tienen documentados.

Sin efectividad. La síndica procuradora, Angelina Valenzuela, está a dos fuegos. Por un lado, le atiza el alcalde Guillermo “Billy” Chapman y, por el otro, los adversarios de este que ya la están acusando de que no actúa en su contra. Es más, dicen que es “puro cuento” su lucha contra el presidente porque teniendo la sartén por el mango no actúa en su contra ni contra sus funcionarios. Tiene un sinfín de casos y ninguno ha resuelto, señalan.  

Sin llenadera. Ya se sabía que del norte de Sinaloa el único que pretendía ser el nuevo presidente del Partido Acción Nacional en Sinaloa era el exalcalde de Choix Juan Carlos Estrada. Pues resulta que no. Se habla que al que también le entró el gusanito por el liderazgo del blanquiazul en la entidad es al exalcalde de Ahome Zenén Xóchihua Enciso. ¿Que no habrá otros? Hasta entre los propios panistas del norte califican a estos dos exalcaldes de “cartuchos quemados”. Lo que algunos observan es que tanto Estrada como Xóchihua recibieron en la elección pasada una paliza cada quien en su municipio. Uno apoyando a sus candidatos y el otro como abanderado del moribundo partido.
 
¡Aguas! El que le bajó tres rayitas del golpeteo al gobierno estatal es el presidente de la Federación de Abogados de Sinaloa, José Luis Polo Palafox. La postura de choque la redefinió porque se dice que le mandaron las señales de que desempolvarían su paso efímero por la Dirección de Vialidad y Transportes en Sinaloa. Ahora hasta Polo Palafox firmó un convenio de colaboración con la Fiscalía General del Estado. Echó la rúbrica con el fiscal general del estado, Juan José Ríos Estavillo. ¡Aguas!, dicen que exclamaron los agentes del ministerio público.