Opinión

El Ingenio

Por  El Ingenio

Alfonso Ramírez Cuéllar adelantó los cambios en la comercialización agrícola.(Jorge Cota/ EL DEBATE)

Alfonso Ramírez Cuéllar adelantó los cambios en la comercialización agrícola. | Jorge Cota/ EL DEBATE

Duro golpe. El priismo fortense quedó tembloroso de un solo golpe. Ayer, el Pueblo Mágico se convirtió en el punto de reunión para todo el poder morenista del norte del estado, donde, encabezados por el presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso de la Unión, el diputado federal Alfonso Ramírez Cuéllar, se dieron cita varios diputados locales y líderes naturales como pueblo organizado para el desarrollo económico, con lo que tiró de un solo golpe a importantes organizaciones que forman parte de la historia estatal, como lo es la Asociación Ganadera.

Los más activos fueron los diputados de El Fuerte, Gildardo Leyva Ortega, y de Ahome, Juan Ramón Torres Navarro, pero sin duda destacó la presencia del alcalde de Choix, Omar Gill Santini, y la síndica procuradora de Ahome, Angelina Valenzuela Benites.

El gran ausente fue el alcalde de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno, aunque no fue sorpresa para nadie, pues todavía no se sabe si trabaja en domingo o al menos hace el intento.

Fortaleza. La que demostró el músculo político en la reunión de morenistas en El Fuerte fue la síndica procuradora de Ahome, Angelina Valenzuela Benites, quien con la frente en alto y una enorme sonrisa formó parte del presídium, nada más y nada menos que al lado derecho del diputado federal Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la principal comisión de la Cámara de Diputados, dejando claro que son grandes aliados y que trabajarán en equipo para el bienestar económico de los habitantes del norte de Sinaloa, pero sin duda de los ahomenses a quienes representa en este momento.

Nocaut. El golpe definitivo lo recibió la Asociación Ganadera Local de El Fuerte, que se había convertido en un gran monopolio liderado por priistas. En El Fuerte, el actual presidente, Bismark Orduño, fue impulsado por la alcaldesa Nubia Ramos Carbajal para repetir administración, pero, seguramente enviado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, llegó hasta El Fuerte y recorrerá cada rincón del país el diputado federal Alfonso Rodríguez Cuéllar.

Aquí tomó protesta a Gloria Urías como presidenta de la nueva Asociación Ganadera que denominaron Carapoa, y bajo la insignia de Morena a nivel nacional, trabajarán en beneficio de los más vulnerables, dijeron, pues la organización en este municipio nace con 25 cooperativas y 400 socios. ¿Quién se quedaría con Bismark Orduño?

Más temblorosos. En Ahome los más temblorosos son aquellos que todavía forman parte del gabinete de Manuel Guillermo Chapman Moreno, pues luego de la advertencia de que se irían los que le fallen al municipio solo provoca un ambiente laboral tenso, pues bajo amenaza y con miedo a que el alcalde amanezca de malas, más de uno ha pensado en renunciar, aun sabiendo que han hecho bien su trabajo.

Por lo pronto no les queda más que sonreír, toda vez que algunos consideran que si le hacen mala cara al alcalde pudiera despedirlos. La guillotina sigue afilada y todos atentos a sus teléfonos celulares en espera de que el presidente municipal llame a sus famosas reuniones privadas, o simplemente a rueda de prensa sorpresa que, como ya es costumbre, inicie con un amplio resumen de la economía municipal, siga con los cambios anunciados y termine cuando empiece la ronda de preguntas y respuestas.

¿Y las ambulancias, apá? Nadie sabe, nadie supo dónde quedaron las 7 ambulancias que el presidente municipal Billy Chapman entregó para uso exclusivo de las emergencias que se registren en las 7 sindicaturas del municipio, pues a pesar de que simbólicamente entregó una en la sindicatura de Higuera de Zaragoza y otra en El Guayabo, estas no han podido ser utilizadas, pues todavía no cuentan con el personal capacitado para ello, y por consiguiente, tampoco con la anuencia de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (Coepriss). Lo curioso es que tampoco dicen dónde las tienen resguardadas.