Opinión

El Ingenio

Por  El Ingenio

Dulce Ruiz, presidenta del PRI en Ahome.(EL DEBATE)

Dulce Ruiz, presidenta del PRI en Ahome. | EL DEBATE

Se ponen las pilas. ¿Desayuno de cortesía, reunión de trabajo o jalón de orejas? Luego de que el Partido Revolucionario Institucional en Ahome anduviera al garete durante un tiempo y sus regidores permanecieran dormidos como oposición en las reuniones de Cabildo desde que inició la actual administración, ayer parece haber iniciado una nueva etapa, o al menos eso parece con la reunión que sostuvo la presidenta del partido en Ahome, Dulce Ruiz Castro, con los regidores Raúl Cota Murillo y Rosa María López.

Si bien parecía un desayuno de cortesía en conocido restaurante de la ciudad, también pudo ser una reunión de trabajo o el llamado de atención que necesitaban para despertar y ponerse las pilas como una verdadera oposición ante las equivocaciones de la actual administración municipal que se han hecho públicas en medios y, sobre todo, en redes sociales. Ya se sabrá.

Salón de zumba. Donde se requiere atención inmediata también es en el edificio del PRI en Ahome, pues donde antes celebraban debates políticos, reconocimientos importantes, ruedas de prensa, anuncios de candidaturas y festejos de grandes triunfos, se volvió en un salón de zumba. Algunas voces priistas se mostraron molestos por la situación, pero los pocos afiliados que acuden todavía a visitar su sede reconocen que es un área idónea para hacer ejercicio, toda vez que en algo debe utilizarse mientras no llegan actividades institucionales o triunfos que celebrar en ese sitio.

Le entra a la carrera. El nombre de Mingo Vázquez se mira por todos lados. Los que saben dicen que ya tiene la mira en una candidatura por la alcaldía de Ahome, pero a pesar de que actualmente forma parte de la actual administración municipal, al parecer no la tiene segura por Morena, pues ni siquiera está afiliado al partido, o sea que trabaja por su cuenta y el partido que lo jale tendría gran parte del trabajo ya hecho. Los promotores deportivos que lo conocen desde hace muchos años aseguran que sería pieza clave en el PRI, pero al parecer este partido ya está cocinando el equipo y Mingo Vázquez no forma parte de los ingredientes. Habrá que esperar.

Abandonados. En los pasillos de preparatorias y universidades los jóvenes se preguntan por el director del Instituto Municipal de la Juventud, José Alberto Barrera Gamboa, ya que ni si quiera lo conocen y tampoco se observa ningún equipo de colaboradores de esta dependencia paramunicipal como había sido en administraciones anteriores.

Los estudiantes no saben a quién dirigirse para pedir información de becas y apoyos; es más, ni siquiera saben si de parte del municipio existe algún beneficio vigente; intentan informarse a través de las redes sociales, pero aseguran que parecen obsoletas y lo único que se publica son los eventos oficiales del alcalde, como si alguien más se hiciera cargo de las cuentas.

Los jóvenes que saben de política, principalmente los de la UAS, mencionan que quien esté en el puesto debió llegar por cuota partidista, pues de activismo juvenil no se le ve ningún brillo. Por lo pronto, este sector de la sociedad ha quedado solo en Ahome.

Calma chicha. Dicen que después de la tormenta viene la calma y así parece asomar el escenario sociopolítico en el municipio de El Fuerte. Tanto, que extraña a los dirigentes de partidos y uno que otro crítico que de los síndicos municipales ni sus luces. No dan señales de vida, a menos que no existan problemas que resolver. ¿o será estrategia morenista para la conquista final de ese bastión priista? La última palabra la tiene la alcaldesa Nubia Ramos, cuyos asesores se encuentran dormidos en sus laureles. ¡Vox populi!