Opinión

El Ingenio

Teniendo el pleito ganado aunque lo mayoriteen en Cabildo, el regidor Fernando Arce revivió el caso de la síndica Irma Delgado

Por  El Ingenio

Reviven caso. Teniendo el pleito ganado aunque lo mayoriteen en contra en Cabildo, el regidor del Partido Sinaloense Fernando Arce reactivó el caso de la síndica de la Central Mochis, Irma Delgado, en el que de paso deja mal parado al alcalde ahomense, Guillermo “Billy” Chapman.

Se habla que con argumentación legal sólida, Arce solicitó por escrito al secretario del Ayuntamiento, Juan Fierro, y al presidente de la Comisión de Gobernación del Cabildo, Héctor Vicente López Fuentes, que se investigue la conducta de Delgado por instigar al linchamiento del youtuber Paúl Velázquez Benítez, quien al día siguiente sufrió un atentado a balazos del que milagrosamente sobrevivió.

Para Arce no hay ninguna duda de que Delgado incurrió en responsabilidad y que debe de ser sancionada por Cabildo. Con esto el regidor pasista deja en evidencia al alcalde Chapman, quien respaldó a Delgado bajo el argumento que fue elegida en un proceso electoral.

Arce precisa, como ya lo han hecho muchos, de que eso no es así, no fue electa en un proceso constitucional, por lo que sí puede ser sancionada por Cabildo. Y eso que el alcalde se la da de muy conocedor del derecho.

Inadecuado. Por cierto, luego de ser dado de alta el youtuber Paúl Velázquez Benítez salió a caminar por las céntricas calles de la ciudad, resguardado por policías armados que seguían sus pasos por las banquetas.

La escena causó diferentes reacciones, pero así como algunos no vieron bien que hiciera un video en su estado en que se encontraba en el interior del cuarto del hospital, tampoco consideraron adecuado que caminara por la vía pública seguido por los agentes policiacos.

Protagonismo innecesario, dijeron algunos. Otros más mostraron preocupación porque eso puede tomarse como una provocación para los autores del atentado y además pone en riesgo a los peatones.

Se dice que Velázquez Benítez no quiere ser esclavo del miedo, de que él se quiere sobreponer a esos desafíos.

Limar asperezas. Para callar bocas o para limar asperezas, la presidenta del PRI en Ahome, Dulce María Ruiz, y la líder de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, Fernanda Rivera, se reunieron ayer.

El encuentro entre ellas lo socializó la primera en el momento en que habían surgido versiones de que las relaciones de ambas estaban deterioradas.

Cierto o no esto último, con la reunión se manda el mensaje de que tienen madurez y más ahora que anda el fantasma del cambio de dirigencia para que conduzca el proceso electoral de 2021.

Desagrado. Dicen que la participación de la alcaldesa de El Fuerte, Nubia Ramos Carbajal, en la reunión con el coordinador regional en el noroeste del país de las Redes Sociales Progresistas, Gerardo Vargas Landeros, y sus operadores en ese municipio, no cayó nada bien en Palacio de Gobierno. Y es que para nadie es un secreto que Vargas Landeros aspira en forma abierta a la gubernatura, lo que dejó pasar por alto la alcaldesa.

Muchos explican eso a que tiene compromisos muy fuertes con el líder de las Redes Sociales Progresistas en Sinaloa como para engordarle el caldo flaco.

Su coqueteo, aparte de no agradar a los que mandan en Palacio de Gobierno, fortaleció la oposición interna a que quiera imponer al nuevo presidente del PRI en ese municipio. De hecho, eso lesionó su intención de que Luis Miguel Torres tome el control del tricolor porque ya no tiene confianza.

Y es más el enojo de los priistas fortenses porque Torres grita a los cuatro vientos que con el apoyo de Ramos él va a la presidencia del tricolor ahora que el líder estatal, Jesús Valdés, anunció la renovación en los 18 comités municipales de ese partido. Quien quite Ramos y Torres se queden con las ganas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo