Opinión

El Ingenio

Los priistas fortenses quedaron decepcionados por el cambio de líderes en el partido: sin previo aviso, de noche y se ve la mano de Nubia Ramos

Por  Tomás Chávez

Puro show. Después de tanto circo para acabar con un solo cambio en su gabinete con la salida de José Carlos Grandío Navarro como director general de Obras Públicas y Servicios Públicos Municipales, el alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, ya no dio color de otros movimientos, por lo que se acredita una vez más que le fascinan las faramallas. El guión ya lo tiene bien estudiado. Es el mismo desde que tomó protesta como alcalde: formar cortinas de humo para desviar la atención de los verdaderos problemas de los ahomenses que ha sido incapaz de resolver. Durante más de un mes tuvo en vilo a sus funcionarios e ilusionados a los ahomenses al ofrecer una real sacudida de su gabinete para una mejor eficiencia, pero muchos aseguran que Chapman solo le hizo al ensarapado. Es su marca.

Emboletado. No se sabe si lo iba a correr o no, pero Juan Bautista le renunció como director de Radio Ahome. Esto desbalanceó a Chapman, quien para despistarla se dijo gustoso de que a sus 75 años Bautista emprendiera nuevos proyectos, incluso políticos distintos al suyo. Ayer, Juan Bautista celebró un aniversario más de vida y quedó en evidencia que Chapman mintió porque su excolaborador no tiene 75 años. Se habla que esta referencia la hizo a propósito. La realidad es que Bautista cumplió 68 años y emboletado en el proyecto político del líder electricista Domingo “Mingo” Vázquez, que aspira a la alcaldía y con quien desayunó, junto con otros más, entre ellos Patricia Ramos Kelly, despedida por Chapman como asesora.

Bajo perfil. El que también celebró con bajo perfil un aniversario más de vida fue el exgobernador Mario López Valdez. Desayunó con no más de 10 excolaboradores, de sus más cercanos, estuvo en su negocio conviviendo con el personal y a mediodía se reunió con su familia en Camahuiroa. Se dice que López Valdez no quiso hacer un encuentro como los de antaño para no hacer “ruido político”, más ahora que las aguas se están agitando por el proceso electoral de 2021.

Futurismo. Dicen que la rectora de la Universidad Autónoma Indígena de México, María Guadalupe Ibarra Ceceña, nombró a Ignacio Flores como nuevo secretario general para ir perfilándolo como su relevo. O sea, su alfil, ya que los tiempos se le vinieron encima. Solo le queda un año. Sin embargo, Miriam Fabiola Guerrero Escalante la acusó de destituirla en una actitud discriminatoria por estar enferma, lo que Ibarra Ceceña niega. Guerrero ya amagó con recurrir a las instancias legales para impugnar su destitución, pero sobre todo de romper su lealtad hacia Ibarra Ceceña, hablar y exhibirla. Este frente tendrá la rectora, al igual que la lucha que habrá en el interior por la elección de consejeros universitarios, clave para el nombramiento del nuevo rector. Y dicen que aquí es donde Nacho Flores va a usar su mano izquierda para el control que le favorezca en el proyecto sucesorio que ya empezó.  

De sopetón. En lo oscurito, lo que es mal presagio, Marte Velázquez Quiñones fue nombrado presidente sustituto del PRI en El Fuerte, en lugar de María del Rosario Estrella Guillén. También Edna Ledezma como secretaria general. El que les dio posesión antenoche fue el delegado especial del tricolor en ese municipio, Mario Arturo Ruiz Soto. Cuando la noticia corrió, los priistas se decepcionaron porque el líder estatal, Jesús Valdés, ni siquiera les dio la cara. Marte Quiñones es regidor y algunos señalan que va a ser un “monigote” de la alcaldesa Nubia Ramos, que ya prepara el terreno para que en marzo llegue Luis Miguel Torres, uno de sus funcionarios. El paso siguiente es que Torres opere la candidatura a la alcaldía del que Ramos quiera. El problema es que se corre el riesgo de desbandada, lo que es inminente a como se están haciendo las cosas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo