Opinión

El Ingenio

El dato es escalofriante: 7 de cada 10 ahomenses reprueba al alcalde de Ahome “Billy” Chapman, según una encuesta de Mitofsky

Por  El Ingenio

No se mueve de la lona. A un año y dos meses de asumir el poder, la conducta personal y política para gobernar del alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, le arrojó resultados catastróficos: conforme marcha su trienio es más baja su aceptación entre los ahomenses. No hay una encuesta que indique su recuperación. Por el contrario, va más a la baja sin haber visos de rectificación.

Su discurso de confrontación con los diferentes sectores de la sociedad sigue vivo solo para elevar su ego, con el adicional de que los problemas solo los resuelva de palabra. Luego de salir por los suelos en el nivel de confianza y aprobación entre los alcaldes del país en la encuesta de la empresa Massive Caller en diciembre pasado, ahora la hecha pública el fin de semana por la empresa Mitofski lo remata. El dato es escalofriante: 7 de cada 10 ahomenses lo reprueba. La encuesta se hizo en una muestra de 60 municipios de la República Mexicana. Y quienes controlan Morena y el PT lo sostienen. ¿Por qué será?

Ni a sol ni a sombra. Una vez que le ganó el recurso de revisión en la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la síndica procuradora de Ahome, Angelina Valenzuela, sigue empeñada en dejar en evidencia al alcalde Guillermo “Billy” Chapman. Así como a ella no le aflojan vara, Valenzuela tampoco.

Así, esta se inconformó ante el Tribunal Electoral del Estado de Sinaloa porque considera que Chapman no cumplió a cabalidad la sentencia que se le dictó en su contra por violencia política en razón de género y acoso laboral. Sí le dio disculpas públicas, como lo contempla la sentencia, pero en una sesión en donde se le agredió en un despliegue planeado con su consentimiento. Además, Chapman pidió disculpas por todos y se alega que cada uno de los funcionarios debería de haberlo hecho. Valenzuela está con su lógica de dejar más en vergüenza al alcalde.

Secreto de Estado. Más que extraño resulta para muchos el hecho de que el titular del Órgano Interno de Control del Ayuntamiento de Ahome, Pável Castro Félix, no le dé respuesta a la solicitud de información que le interpuso la regidora priista Génesis Pineda sobre el resultado de la auditoría en la Dirección del Instituto Municipal del Deporte, en donde los chicharrones nomás truenan de Felipe Juárez. Castro Félix parece que está manejando el asunto como “secreto de Estado”. Ante eso, la regidora priista hizo pública su inconformidad en la pasada sesión de Cabildo, en donde a algunos regidores y Chapman se les levantó la ceja. No les gustó, pues.

Otra remesa. Todavía tienen encima la investigación de la Auditoría Superior del Estado por presión del Congreso del Estado sobre la adquisición de 10 ambulancias, lo que se hizo en forma desaseada y con un supuesto sobreprecio, cuando el director de Salud Municipal, Francisco Manuel Espinoza Valverde, reveló que van a comprar más. O sea, se cebaron. Nadie cuestiona el proyecto que es benéfico para los ahomenses, pero la indignación de no pocos es porque aprovechándose de la ocasión parece que lo hacen para el negocio. Si la licitación y su proceso lo van a hacer como la vez pasada, mejor que Espinoza Valverde se ahorre el tiempo y de una buena vez le compre las unidades a quien quiera.

Para que tanta faramalla que quedarse con el fondo de la denuncia hecha por el presidente, ahora con eso lo que han provocado es que en muchos surja el sospechosismo de que algo quieren.

Ex. La llegada de Marte Velázquez Quiñones y Edna Ledezma al PRI de El Fuerte fue interpretada como el primer paso para la exclusión en la definición de las candidaturas. La alcaldesa Nubia Ramos tendrá manga ancha para nombrarlos, pero muchos priistas desde ahorita les cantan la derrota. Los van a dejar solos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo