Opinión

El Ingenio

Hay ahomenses que salen de sus casas como si nada estuviera pasando, de paseo o a lugares de recreo. Una irresponsabilidad

Por  El Ingenio

No entienden. Algunos lo hacen por necesidad, sobre todo para comprar alimentos y encerrarse en sus casas o solo para ir al trabajo, pero hay otros ahomenses que salen de sus viviendas como si nada estuviera pasando, de paseo o para asistir a lugares recreativos. Incluso, el fin de semana se vio en la ciudad fiestas en algunos domicilios, lo que muchos consideran una irresponsabilidad por la contingencia por la que se está pasando a causa del coronavirus. Esto es precisamente lo que las autoridades están recomendando que no se haga para evitar contagios y propagación del virus, pero algunos no quieren hacer caso ni lo van hacer. Por eso no son pocos los que plantean que el Gobierno de la República debe de pasar ya a la fase tres para que se tomen medidas más radicales como la única forma de contener el problema que en otros países ya se les salió de control porque se tardaron en hacerlo. Sin embargo, no lo hacen. ¿Qué esperan?

Lo del agua. Dicen que el gerente general de la Japama, Guillermo Blake, se puede llevar una sorpresa. Y es que han negado que se le corte totalmente el servicio de agua a los usuarios deudores de dos meses y que los trabajadores no piden dinero. Se habla que el regidor priista Raúl Cota tiene casos en que se les suspende en forma total el servicio, y que el regidor panista Alfonso Pinto les presente casos en el que los trabajadores de Japama piden dinero para no cortarles totalmente el servicio. Ya se sabrá en qué queda el escándalo de los cortes del agua en plena emergencia del Covid-19. Por lo pronto, muchos ven mal que a los usuarios deudores de dos meses hasta se les límite el servicio no se diga que se les corte en estos momentos de la pandemia del coronavirus que ya está en el municipio.

Intacto aún. No se sabe de dónde salió la versión de que Paúl Corona había sido cesado como director de la Unidad de Inversiones de Ahome, pero este gozaba de buena salud como funcionario, uno de los consentidos del alcalde Guillermo “Billy” Chapman. En realidad, este tiene tiempo todavía de sostener a Corona tras las acusaciones de que Corona y sus familiares son proveedores de la comuna. Lo anterior porque hasta el momento la investigación que lleva a cabo el director del Órgano Interno de Control, Pável Castro, no concluye, como tampoco la que realiza en forma paralela la síndica procuradora Angelina Valenzuela Benites. Y más que la contingencia por el coronavirus modificó las prioridades que quedarse con el fondo de la denuncia hecha por el presidente surja el sospechosismo de que algo quieren.

Levantadedos. El regidor de El Fuerte Carlos Sarmiento inició una campaña de posicionamiento con la faramalla de rendir cuentas a los fortenses de su trabajo en Cabildo. Algunos congelaron la imagen en donde Sarmiento, como otros regidores, levantan la mano en una sesión de Cabildo. ¿Por qué se quedan con esa imagen? Muchos consideran que no han pasado de ahí, de levantadedos, para aprobarle todo a la alcaldesa Nubia Ramos, a quien le rinden pleitesía. Dicen que sobran casos en que Sarmiento y los otros regidores han fallado como contrapeso de Ramos. Es más la campaña publicitaria de Sarmiento la transportaron para el 2021. ¿Quiere ser candidato a la alcaldía? No lo dudan que sea su verdadera pretensión.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo