Opinión

El Ingenio

Lo que sí es que en plena contigencia por el coronavirus amplios sectores de la ciudad tienen baja presión de agua o están sin servicio

Por  El Ingenio

Se quedan cortos. Muchos ahomenses están viendo que el informe diario que emite la Secretaría de Salud estatal queda incompleto para prevenir el brote del coronavirus. Y es que solo están dando a conocer el número de casos de muertos, contagiados y sospechosos, lo que no está mal.

Es cierto que por la reserva de los datos personales no pueden hacer público los nombres ni sus domicilios, pero algunos consideran que en abono para avanzar en la prevención y contención del mal cuando menos deberían de focalizar los casos. Es decir, mencionar en que colonias o fraccionamiento se están dando los casos con el fin de que sus pobladores de esos lugares extremen sus precauciones.

Por ejemplo, aducen que si en Ahome hay cinco casos confirmados de coronavirus, ven oportuno que digan en qué colonia o fraccionamiento se dieron. A ver si así la gente se alerta porque como no saben ni de dónde son los casos, les vale. Esto último está más que comprobado.

Rebasados. Está claro que son correctas las medidas de cierre de los lugares de concentración de la gente para contener el coronavirus, pero el único prietito en el arroz es en los centros ceremoniales, en la que los indígenas ya mostraron su rebeldía para acatar la disposición de suspender sus rituales en esta Semana Santa. Por eso, la atención se ubicó ahí, sobre todo en San Miguel.

Hoy será día clave para saber lo que pasará el jueves, viernes y sábado santos, ya que el director general de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Ahome, Carlos Rodríguez Ponce, les advirtió de que se va a arrestar a los que desacaten la orden de no participar en esas concentraciones. Una cosa está clara: los gobernadores tradicionales y sus líderes Librado Bacasegua y Reynalda Leyva están rebasados.

A posar. Ávido de reflectores, característico de su personalidad, el alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, sale de su casa solo para la foto tras venirse encima el problema del coronavirus, que en este municipio ya dejó un muerto y cinco contagiados activos por el momento.

El gerente de operaciones de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome, Jorge Enrique Cinsel Gutiérrez, armó un despliegue para detectar tomas clandestinas de agua potable en la ciudad. Al frente iba el propio Chapman. El resultado no fue el que esperaban porque solo encontraron tres tomas que aparentemente están irregulares.

Los que saben aseguran que hubo frustración, ya que la expectativa era encontrar muchas más para dar el golpe mediático. Sin embargo, no se fueron en banda: el alcalde salió posando para la foto.

Ni hablar. Lo que sí es que en plena contingencia por el coronavirus, amplios sectores de la ciudad tienen un servicio de agua potable pésimo. En unos tienen baja presión y en otros de plano no tenían el servicio. La inconformidad ciudadana tiene ya algunos días, pero hasta ayer la Japama salió con que esta situación se da por mantenimiento en la planta José Hernández Terán. Y los funcionarios de la Japama salieron con la excusa perfecta: los trabajos se realizan para estar preparados para cuando se aplique la fase tres de la contingencia del Covid-19, no tener ningún problema en el servicio. Aléguenle al ampáyer.

A la guerra sin fusil. Los comerciantes del Mercado 030 armaron ayer un borlote en Palacio Municipal. A la cabeza iba Guillermo Algándar. Llegaron buscando al alcalde Chapman y al secretario Juan Fierro, pero no los encontraron. Un asistente los atendió. Les ordenaron cerrar para hoy sus locales como medida contra el Covid-19, pero no les ofrecen ningún apoyo para sobrevivir sin trabajar. Piden 5 mil pesos de apoyo, pero el asistente les dijo que no hay dinero tras hablar con su jefe. Pero para otras cosas sí hay.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo