Opinión

El Ingenio

Otro round se van a aventar los productores del Valle del Carrizo con el dueño de Multigranos, Carlos Ramírez, que no les paga la producción

Por  El Ingenio

A la espera. Algunos regidores de Ahome tomaron por el lado amable los comentarios que se hicieron de que se sentaran porque parados se iban a cansar esperando la respuesta del alcalde Guillermo “Billy” Chapman a la solicitud por escrito que le hicieron de que convoque a una sesión de Cabildo para tratar varios puntos, entre ellos el gasto por el problema del coronavirus. Es más, están en la posibilidad que lo haga cuando se le dé la gana, fiel a “su forma diferente” de gobernar.

Sin embargo, de una forma u otra le meten presión a Chapman para que se reanuden las labores de Cabildo, donde los regidores opositores tienen la caja de resonancia para acotar las ansias de poder del alcalde y los suyos a quienes ya se les fue año y medio sin que den con bola para resolver los problemas de los ahomenses, poniendo miles de pretextos.

El principal del alcalde es echarle la culpa a los que se fueron, pero que tienen posibilidades reales de regresar porque salió peor el remedio que la enfermedad.

Desde casa. Por cierto, el alcalde Chapman gobierna a control remoto, sin salir de su casa, bajo el argumento de cumplir con la recomendación de quedarse en casa para no contraer y propagar el coronavirus. Sería uno de los pocos alcaldes que se encerró porque la mayoría dan la cara a su pueblo con todas las medidas de seguridad para no contagiarse del virus.

Ahí está el caso de Guillermo “El Químico” Benítez, alcalde de Mazatlán, que salió positivo al coronavirus por sacrificarse por su pueblo, pero lo que le falló fueron las medidas de protección.

Chapman gobierna como le gusta: dando órdenes o convocando a reuniones a sus funcionarios en privado, como lo hizo antier en la noche para que se vaya preparando el plan de reactivación el 1 de junio.

El vacío. La conducta que tomó el alcalde Chapman ya provocó que el presidente del PAN en Ahome, Ariel Aguilar, se le fuera a la yugular. El lìder panista usó una argumentación política que encaja a la perfección, de que por su ausencia hay un vacío de autoridad en Ahom

e. Sí hay un golpe mediático contra el alcalde y una reivindicación del liderazgo de Aguilar Algándar, pero dicen que los ahomenses están más tranquilos con la ausencia de Chapman del poder que estarlo ejerciendo a plenitud porque comete cada imprudencia y toma cada decisión con visos protagonistas que dan pena ajena.

La historia de este gobierno es que mientras se va a México o pide permiso, las cosas caminan de lo mejor.

La pesadilla. Otro round se van a aventar hoy los productores de trigo del Valle del Carrizo con el dueño de Multigranos, Carlos Ramírez, sus guaruras y los policías municipales que lo protegen. Y es que van de nuevo a su casa para protestar porque no les paga sus cosechas que le entregaron hace un año.

El martes hicieron lo mismo y terminó en un zafarrancho en el que la peor parte la llevaron los guaruras y los policías, a quienes dejaron solos otros agentes que le dan la razón a los productores.

Esto pasa cuando Ramírez pone excusas del porqué no paga. Pero bien que recibió el grano, como dicen los trigueros, y lo usó para su provecho.

Las fallas. El presidente del Partido Sinaloense en El Fuerte, Daniel Valdez, desnudó la realidad que viven muchos trabajadores que son dejados a su suerte por el IMSS. Expuso el caso de un empleado de una maquiladora de San Blas que del IMSS lo pasaron al Hospital General de Los Mochis y en donde la cuenta subió a 12 mil pesos que no tenía para pagar.

Valdez, mejor conocido como “El Musa”, lo que cuestiona es que el IMSS se deshace de él, pero no quiere responder por los gastos que genere en el Hospital General u otra clínica privada. A como pudieron lo sacaron del hospital y regresó al IMSS de San Blas. No faltan cosas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo