Opinión

‘El Látigo’

Por: Marco Antonio Berrelleza

El 12 de julio de 1931, aparece en la ciudad de Guasave el primer periódico a favor de la campaña antichina. Denominado El Látigo, en su número inicial expresaba: “Al publicar por vez primera nuestro órgano oficial de combate en contra del chino y el judío, lo hemos hecho confiados en la conciencia colectiva de todos los buenos mexicanos y especialmente en los habitantes de este municipio cuyo entusiasmo y simpatía por nuestra causa, se han traducido y dejado entrever en todas las demostraciones unánimes que se han dado”. Según el investigador guasavense, Ramón Hernández Rubio, detrás del periódico estaban los comerciantes Felipe Acosta, Felipe García Apodaca, Arturo Mena López, Isaac Navarro y Rosalío Reyes Rivera. Varios orientales se regresaron a su país de origen y otros se quedaron escondidos en los montes. Ese año existía en Guasave una gran tienda comercial china, denominada La Casa Colorada.

Ramón Hernández Rubio fue un excelente periodista que se inició en 1939 como repartidor en El Regional. Muchos años después llegó a la dirección del mismo. Con el paso de los años fundó su propio periódico, La Opinión del Valle. Escribió Guasave, historia de un pueblo, que recoge testimonios orales de la ciudad algodonera. Murió hace dieciocho años mientras escribía su columna para El Sol de Sinaloa. Me llamaba, riéndose, El Barón de San Joachín.