Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El México de cínicos

ITINERARIO POLÍTICO

No son muchos los ciudadanos que recuerdan al corrupto gobierno de José López Portillo durante los boyantes años de la hegemonía presidencial del PRI. No recuerdan que cuando el país se caía a pedazos por la corrupción, López Portillo acuñó una de sus perlas discursivas. "Lo peor que nos puede pasar como sociedad es convertirnos en un país de cínicos".

Y, en efecto, el PRI hegemónico y el partido único ya se fueron; el Congreso ya es plural, la democracia es realidad, las elecciones son confiables y el sufragio efectivo se cumple. Sin embargo, parece que hoy más que nunca estamos ante un país de cínicos. Y no sólo por la vuelta del PRI al poder presidencial, sino porque los opositores de la derecha y las izquierdas se parecen cada vez más al PRI.

Y acaso la peor noticia es que la pureza ideológica y doctrinaria que durante décadas pregonaron la derecha panista y las izquierdas —sean PRD, PT, MC o Morena—, no sólo dejó de existir sino que las formidables herramientas con las que azules y amarillos derribaron al PRI a partir de 1997 —y en especial en el año 2000—, hoy son las mismas herramientas que sirven para destruir al PAN y al PRD.

¿Y cuáles son esas herramientas? Todos las conocen; corrupción, malos manejos, enriquecimiento ilícito y toda clase de "cochupos" en el ejercicio del poder. Esas, y muchas otras "monerías" eran propias del PRI. Y a pesar de que muchos se niegan a ver la nueva realidad, esas "monerías" hoy son las herramientas con las que se destruyen los partidos políticos y gobiernos de la derecha y las izquierdas.

Y es que con el paso de los años, PAN, PRD, PT, MC y Morena son todo aquello que por décadas cuestionaron al PRI. Hoy al interior de azules, amarillos y de todos los partidos aparecen políticos y gobernantes corruptos y transas; que recurren a malos manejos, al enriquecimiento ilícito y a toda clase de "cochupos" en el ejercicio del poder. Y lo peor es que igual que el viejo PRI de López Portillo, hoy los opositores al PRI han convertido a México en un país de cínicos. ¿Tienen dudas?

"EL CHAYO"; ¿ENGAÑO AL PAN?

Cínicos los integrantes del gabinete de seguridad del gobierno de Felipe Calderón —empezando por el propio presidente—, quienes no son capaces de explicar con un mínimo de sentido común —ya no hablemos de honestidad—, las razones por las que mintieron y engañaron a los ciudadanos cuando anunciaron con bombo y platillo la supuesta muerte de Nazario Moreno, alias "El Chayo".

Es tal la desfachatez que no pocos de los responsables de la seguridad pública en el gobierno de Calderón aceptan como real la simpática versión de que "Los Templarios" lograron engañar a todas las instituciones del Estado gracias a depurados sistemas de inteligencia de "El Chayo". Es decir, que el criminal se dio por muerto y que todos en el gobierno de Calderón se tragaron el anzuelo. Prefieren pasar como bobos antes que reconocer sus transas. ¿Creen que los ciudadanos tragan camote?

RATEROS A MAR ABIERTO

Cínicos los implicados en el fraude multitudinario —porque defraudaron a una multitud de empresas e instituciones—, cometido por la empresa Oceanografía. Pero lo más ofensivo es que el escándalo se ha convertido en emblema de la debilidad de las instituciones del Estado mexicano y de la facilidad con la que son defraudadas instituciones públicas y privadas por un puñado de pillos que se llevan miles de millones de pesos a la bolsa, sin que en toda una década nadie sea capaz de ver y sancionar nada.

Qué bien que salió a flote buena parte de lo que está podrido en Oceanografía y que sea visible la renta en imagen para el gobierno federal. ¿Y luego? ¿No veremos en la cárcel a los tiburones que saquearon el dinero público; que robaron el dinero privado? ¿A poco creen que los ciudadanos se tragan el cuento de que Oceanografía es la única empresa que roba y depreda el dinero público y privado de esa manera? Y mientras que se investiga, el cínico líder de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, propone de manera abierta un chantaje. Dice que si no se para el asunto de Oceanografía, el PAN no votará la ley reglamentaria en materia energética.

COBRE EN LA LÍNEA 12

Cínicos todos los implicados en el escándalo de la suspensión de la Línea 12 del Metro —desde el mismísimo exjefe de gobierno, pasando por colaboradores responsables de la obra y las empresas privadas presuntamente implicadas en los desperfectos—, ya que hasta hoy nadie ha sido capaz de aceptar que bajo su responsabilidad se cometieron fallas, errores y omisiones. Y claro, nadie abre la boca y nadie dice nada de más, porque mucho fue el dinero que fue a parar a bolsas de muchos pillos, sea en las empresas privadas, sea en el GDF.

Y ahora resulta que todos en la compleja construcción de la Línea Dorada hicieron lo correcto, hicieron muy bien su trabajo y hasta debiéramos premiarlos, porque más de la mitad de esa obra no sirve, porque perjudica a medio millón de ciudadanos de a pie que deben pasar un calvario todos los días para llegar a sus empleos.

MORELOS, PEOR QUE NUNCA

Cínico el gobernador de Morelos, el perredista Graco Ramírez, que en campaña pidió 18 meses para acabar con la violencia, la criminalidad y los secuestros que tienen sumido a Morelos en la peor crisis de su historia y que, cuando hoy le reclaman que no ha cumplido su promesa —cuando estamos a semanas de que se cumpla el plazo que él mismo se dio—, responde que él no es mago.

Cínico porque antes que buscar una solución de Estado contra la violencia, el crimen y el secuestro, responde con ocurrencias como que el problema es "por la proliferación de motocicletas y por la venta de alcohol". Según "el mago" que gobierna Morelos, llenar las cárceles de motocicletas y borrachos es la solución. Olvida que Morelos vive peor que en los tiempos del priista Jorge Carrillo; peor que en los tiempos de los panistas Sergio Estrada y Marco Adame, y que la industria inmobiliaria está en ruinas. ¿Y quién de las izquierdas dice esta boca es mía?

FIESTA EN DURANGO Y TRAGEDIA EN TAMAULIPAS

Cínico el exgobernador de Durango; Ismael Hernández, que festeja 50 años con una fiesta para cinco mil personas y con un costo de cinco millones de pesos. Cínico el gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, que dice que todo va bien a pesar de que pueblos enteros están abandonados debido a la violencia y el crimen. El país de cínicos de la clase política mexicana. Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx