Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El Opus Dei

SAPIENZA

El Opus Dei nació en 1928, y aunque muchas de sus prácticas son secretas, no era la sociedad secreta de la Edad Media como lo menciona Dan Brown en su novela El Código Da Vinci. El Opus Dei, u Obra de Dios, ha sido uno de los brazos fuertes del Vaticano pero no por ello deja de gozar de independencia y poder, lo que le ha traído críticas a esta organización. Se le acusa de haber apoyado regímenes militares en América Latina pero igualmente se le acusa de simpatizar con la extrema derecha. Tal vez el caso más notorio entre el poder político y el Opus Dei sea el de la España franquista cuando, en la década de 1960, el dictador Francisco Franco eligió a varios de sus ministros entre los integrantes del Opus Dei. Esta organización ha buscado sus adeptos entre las clases pudientes, y entre universitarios e intelectuales a los que trata de imbuir su mensaje de santificación, que fue la idea con la que fue fundada por el sacerdote José María Escrivá de Balaguer, quien pensaba que la santidad no estaba reservada para sacerdotes y religiosos, sino también para los laicos ordinarios. Ingresar al Opus Dei requiere un período de prueba, cinco años de oblación (una especie de ofrenda de carácter religioso), y juramento de lealtad de por vida. Sin embargo, para pertenecer a este grupo es necesario el alejamiento de los jóvenes de sus familias, y se dificulta abandonar el grupo una vez que se ingresa al Opus Dei, prácticas que no dejan de asemejarse al comportamiento de algunas sectas que tanto critica la Iglesia Católica. A pesar de su secrecía, se ha conocido que ha estado envuelta en escándalos financieros como el del Banco Ambrosiano en 1982. Como sea, el Opus Dei es una organización rica, muy rica, y ha logrado penetrar hasta las mismas entrañas del Vaticano pues logró la protección del Papa Juan Pablo II, y no sólo eso, sino que el pontífice beatificó a su fundador el 17 de mayo de 1992. Pasó más de una década para que el mismo papa, con elogios al fundador del Opus Dei, canonizara a José María Escrivá el 6 de octubre de 2002.