Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El (Otro) Cuento de dos hermanas

PISTA DE DESPEGUE

En el 2011, el guionista, editor y director norteamericano Mike Flanagan (1978, Salem) entregó la modesta pero efectiva Absentia.

Producida gracias a las aportaciones de 300 internautas que en su momento respondieron a su petición en Kickstarter, la cinta narra la historia de dos hermanas: la soltera y ex-drogadicta-ahora-cristiana Callie (Katie Parker), que visita a la embarazada y ¿viuda? Tricia (Courtney Bell) justo en el momento en el que se cumplen siete años de la desaparición de su esposo, Daniel (Morgan Peter Brown).

En las leyes del estado de California se estipula que al pasar los siete años de desaparición de alguna persona se le puede dar por muerto de forma legal. Muerte por ausencia, lo llaman. Tricia, que ha iniciado una discreta relación con el detective Ryan (Dave Levine), padre del hijo que espera al que conoció por la investigación del paradero de su esposo, quizá accediera a llenar de una vez los formatos legales que le permitirían pasar la proverbial página, pero guarda un secreto: ella sigue viendo y sintiendo a su esposo a donde quiera que va.

Obvio, la lógica dicta que no es en sí su esposo el que se le aparece aquí y allá. Los fantasmas no existen, se dice. Lo que experimenta, está segura, es el peso de esa ausencia maximizada por obra y (des)gracia de su incapacidad para lograr el cierre del capítulo: sin un cuerpo que enterrar ni una explicación que aplaque su mente, el mero cumplimiento del trámite legal ha resultado un vacuo remedio que solo sirvió para incrementar esa desdicha que ya pensaba dominada.

Para colmo, Callie también tiene su propio secreto guardado: esa devoción que ahora profesa y que dice que la salvó en el momento indicado, no ha servido para nada. Aún guarda, en su obligada caja de madera, las necesarias porciones de heroína que consume mientras está sola en casa de su hermana.

Flanagan es claro en su propuesta: el verdadero horror no habita en los rincones oscuros del mundo que se extiende frente a nosotros, tan poblados de extraños y de secretos, sino en los claros y apacibles pasillos de la esperanza que todos mantenemos viva. Esa que igual tiene forma de cruz de madera o de fotografía enmarcada. Por ello, Absentia no saca provecho de lo visualmente sórdido y mejor aprovecha sus limitaciones presupuestales a su favor.

Frente a la casa de Tricia está un túnel peatonal. Callie lo cruza una y otra vez en sus trotes matutinos. Una mañana, encuentra a un hombre (Doug Jones) al que toma por un indigente. Él, al notar su interés, le grita ¿Me estás viendo, verdad, me ves? que ella toma como muestra del desespero por su marginal condición. Error. Pronto se enterará que las desapariciones como las de Daniel son constantes de ese lugar, y entre ellas está la de Walter Lambert, ese hombre que encontró y cuyo hijo, Jamie (James Flanagan), es aquel joven con el que se topó luego del encuentro. Uno que le recriminó el que se hubiera fijado en él.

Absentia no responde todas las interrogantes que plantea. No es su intención. Queda claro que algo vive en ese túnel, algo que siempre ha vivido en ese lugar. Nosotros, en nuestro desenfreno por expandirnos, por urbanizar, lo hemos importunado una y otra vez y aquella cosa solo ha respondido raptando y martirizando al que se cruce en su camino ¿Qué es? No importa. Nuestra única preocupación es que la lógica siga mandando: esos que vemos (o creemos ver) por el rabillo del ojo no son fantasmas así como esos que escuchamos susurrando al final del iluminado túnel no son monstruos. Nada de eso existió ni existe ni existirá ¿no?

Sí, Absentia es un logro de cine lovecraftiano que no se ahoga en referencias vanas.

Oculus recorre la cartelera comercial en estos días. Esa es la nueva película de Mike Flanagan, basada en un cortometraje que presentó antes de Absentia. Antoja ver qué logra con el amparo de un estudio y un presupuesto holgado.

Sí, Flanagan ha venido a justificar la salida al cine. Por fin.

[email protected]