Opinión

El PAS arma alianza con Adán Augusto para 2024

EN EL BLANCO

Por Fernando Zepeda

-

Arman alianza PAS y Adán Augusto. El líder del Partido Sinaloense, Melesio Cuen, nos habló del encuentro que sostuvo con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López. Fue una reunión que hace mucho se había solicitado, comenta Cuen. Y destaca que fue importante reunirse con Adán Augusto porque en lo personal, dijo Cuen, “él, pienso yo, que será el próximo candidato”. Comentó que se habían pedido encuentros con Marcelo Ebrard y también con Claudia Scheinbaum, “pero no se concretaron”. –Entonces, cómo le fue con el secretario de Gobernación.  “Muy bien…Vamos a hacer equipo”. En el PAS hay un buen ambiente para hacerlo. Y poco a poco, a partir de mañana, se irán dando cuenta”. Las alianzas de frente a la elección federal del 2024 han comenzado de hecho. Y el PAS ya eligió con quién hacerla. Y ni más ni menos que la hará con el responsable de dirigir la política interior, el secretario de Gobernación. Habrá que ver qué opina el gobernador Rubén Rocha Moya, al que evidentemente Cuen lo brincó. Y mientras Rocha Moya lo corrió de su gabinete, Cuen se mueve como pez en el agua y ya armó una alianza con uno de los considerados más fuertes aspirantes a suceder a López Obrador.  

Descalificación y victimización abundaron en la mañanera de ayer. Ahora son la Iglesia y la comunidad judía del país. Contra ellos se lanzó el presidente López Obrador y los descalificó. A los sacerdotes, López Obrador los llamó “hipócritas”. Que hasta hoy se muestran indignados por las masacres cuando en anteriores gobiernos se mantuvieron callados. “¡Están en contra de la transformación!”, exclamó al victimizarse como muchas otras veces cuando se le critica o se le demandan cambios en sus actitudes y decisiones de gobierno. Ayer, López Obrador no se midió cuando abordó el tema del Episcopado Mexicano, en el que se le pidió que reconsidere su programa de seguridad, porque este ha fallado. “Quieren que cambie…No lo vamos hacer”. Y descalificó a los representantes de la Iglesia en el país. En respuesta, el secretario del Episcopado Mexicano, monseñor Ramón Castro Castro, se dijo sorprendido por lo dicho por el presidente y aseguró que no se pretende otra cosa más que la aplicación de la ley y lograr la aspiración que todos tenemos de vivir en paz. Esto último en alusión a lo dicho por López Obrador de que “qué quieren. Que respondamos con violencia. Que se aplique lo de antes. ¡Mátalos y después arreglamos! Eso no va a pasar”. Hasta ayer, nadie del gobierno federal ha hecho contacto con el CEM. Y Castro Castro le recordó al presidente que basta revisar el posicionamiento que la Iglesia ha tenido en torno a la violencia en el país y se encontrará de la exigencia de un “alto a la violencia” constante. El otro frente que abrió López Obrador y sin necesidad es con la comunidad judía en México. Y es que calificó de “hitleriano” al escritor y periodista Carlos Alazraki, integrante de esa comunidad en el país.

Si el Gobierno del Estado ordenó “vetar” a la empresa Azteca Lighting, ¿esto aplica para los municipios? Será interesante saberlo. Porque “borraron”, o al menos así lo ordenó el gobernador Rubén Rocha Moya, de la lista de proveedores a esa empresa. Y todavía está vigente en la “lista” de proveedores del municipio de Mazatlán, donde hay un negociazo en proceso. 

Síguenos en