Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El PRD se oxigena o se va al lodazal con un ventilador

ELENCO POLÍTICO
Avatar del

Por: Martín Mendoza

A unos días de que el Partido de la Revolución Democrática celebre su multielección interna, encuentra que para el 7 de septiembre sólo tiene dos expectativas: salir fortalecido, y si es así valdrá la pena, o mostrar el "lado oscuro" y que los tribunales electorales se llenen de expedientes, ir al lodazal y prender el ventilador para que todos salgan salpicados. Gilberto Ensástiga, comisionado político del CEN del PRD, sustenta que para aspirar a buenos resultados de ese proceso, su partido descansa en dos factores, el de su militancia y el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, líder moral de la izquierda mexicana.

La crisis. Ese día, el PRD elegirá al consejo nacional, 32 consejos estatales, mil consejos municipales y mil 200 congresistas. De hecho realizará cuatro elecciones con 4.7 millones de afiliados habilitados para votar por más de 50 mil cargos, algo inédito en este país. El exjefe delegacional de Tlalpan, Distrito Federal, por lo anotado arriba, aceptó que la elección tiene cosas buenas y tiene riesgos, pero se pretende, en el primer caso, que oxigene al PRD y el segundo es que puede judicializarse con mayor fuerza que otras elecciones. La última, recordó el comisionado, ocurrió en 2008, cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación decidió que Jesús Ortega fuera presidente en el proceso que impugnó Alejandro Encinas. La crisis no ha terminado, consideró Ensástiga, porque el PRD fue conducido a alianzas con el poder político, con el PAN, con el PRI, con los gobernadores y con Enrique Peña Nieto. En este tramo, también se cerró a las candidaturas y estableció una oligarquía en el control del partido, llegando a la pérdida de identidad ideológica, autonomía política y en su entreguista proceder, rompió con la izquierda y estrecha su relación con la derecha convenenciera.

Los nuevos "braceros". Alfredo Navarrete Prida, secretario de Trabajo, no convenció a nadie con su teoría de ser saludable un aumento al salario mínimo, tal como es la añeja lucha de los obreros y que ahora sospechosamente retoma el PAN, como una bandera electoral luego de su desvergonzado proceder al aprobar junto con su socio el PRI, la privatización del petróleo y de la CFE. El exprocurador de Justicia estuvo aquí el jueves en la Feria del Empleo, donde lo mejor que dijo es que pudiera haber nueve mil visas para que trabajadores mexicanos puedan ir a laborar a los Estados Unidos. Pero no estableció si a estos modernos "braceros" no les harán las cuentas del "Gran Capitán" como les pasó a los de la década de los 60, que el Gobierno de México les robó los dólares que guardaron en aquel émulo de fondo de ahorro que el Gobierno de Estados Unidos les descontó y entregó a su homólogo de este lado. Muchos de ellos, 40 años después, aún luchan porque les regresen su dinero.

Necesario cambio. Después de cuatro inundaciones, es justo que los habitantes del Infonavit Humaya planteen su reubicación. El año pasado, luego del "Manuel", el diputado Heriberto Galindo visitó el lugar y dijo que gestionaría ese cambio de lugar. No ha encontrado respuesta.