Opinión

“El Químico” desacredita a empresario que lo acusa

Por  Frenando Zepeda

¿Quién le pagó a Jesús Monárrez? El cantautor se presentó en el evento con el que arrancó el nuevo presidente su trienio. Jesús Monárrez nació en Culiacán y desde muy chico se fue a estudiar a la Ciudad de México. Allá le dio forma a un gusto por la música. En 1984 participó en el Festival OTI (el más importante de aquel momento) y ganó el segundo lugar. Sus canciones son de la época romántica que seguramente vivió en sus años de estudiante Luis Guillermo Benítez. Sus canciones, Volverás con el verano, 10 minutos, Si alguna vez me recuerdas, Si me quieres, Solo 16, por citar algunas, seguramente le llegaron al “Químico”. Y él quería para su toma de posesión al cantautor que le hacía rememorar gratos momentos. Y no tuvo empacho alguno de aprovechar al empresario Felipe Silva. Todo pintaba bien. “El Químico” le propuso al empresario Jesús Felipe Silva Magaña que corriera con los gastos de Jesús Monárrez y a cambio lo exentaría de pago de impuestos cuando trajera a Mazatlán a otros artistas. La propuesta era buena. Y el empresario pagó boletos de avión y hotel a Jesús Monárrez. Y no solo eso. También pagó los honorarios del cantautor. En total fueron 152 mil 500 pesos. Y hay documentos y cheque que lo comprueban. Y como el empresario destapó la cloaca de “El Químico”, ayer su jefa de prensa, Martha Mendívil, se encargó personalmente de compartir en WhatsApp información que cuestionaba la moralidad del empresario. Y hasta  se señaló que estuvo en prisión y formó parte de algún grupo criminal. El empresario Felipe Silva les reviró con la presentación de un documento expedido por la Fiscalía General de Baja California donde se afirma oficialmente que no cuenta con antecedentes penales. El documento lo tenemos enfrente. Sellado y firmado por la autoridad. Este, como otros pleitos de “El Químico” son escándalos mediáticos con los que intenta cubrir su incapacidad y falta de resultados como alcalde. Tiene 136 días al frente del Gobierno Municipal y ninguna obra ha iniciado. Los “banderazos” de arranque de obras brillan por su ausencia.

Opacidad municipal. No es solamente Cultura donde se oculta información. Particularmente lo relacionado en manejos de dinero. Ayer, el titular del Órgano de Control Interno del municipio, Rafael Padilla, confirmó a los medios lo que publicamos aquí. Se sancionó con 12 mil pesos al director de Cultura, Óscar Blancarte, por negarse sistemáticamente a responder las demandas de información en los manejos de los dineros. Y al parecer, viene otra sanción, ahora contra el gerente de la Junta Municipal de Agua Potable, Ismael Tiznado, ¿y cuál creen que sea el motivo? ¡Negarse a informar sobre manejos de dineros! La síndica procuradora, Elsa Bojórquez, ya anunció la realización de una auditoría al Instituto de Cultura. Y es que la sospecha de manoteo de dinero cada vez crece más. Y también Bojórquez hará un extrañamiento y ordenará una posible auditoría a Jumapam. En ambos casos, si Bojórquez como Padilla quieren aplicar la ley y transparentar los manejos de los dineros, se toparán con familiares de la esposa del alcalde. No es ya un secreto que los principales puestos de Cultura y de Jumapam los ocupan familiares de la pareja presidencial. Y son puestos claves donde tienen que pasar los dineros. En Jumapam renunció a la gerencia Quel Galván Copado por ese grupo. ¿En Cultura pasará lo mismo? 

  • EN EL BLANCO